Cuando parecía que nadie más iba a sacar una consola portátil tras la floja acogida de la PlayStation Vita, Nvidia sorprende por partida doble en el CES. Por un lado, por presentarnos una consola portátil, Project Shield, que es un mando con pantalla táctil de 5 pulgadas. Y por otro, porque lleva en su interior el nuevo Tegra 4 de 72 núcleos gráficos.

Pero lo mejor de todo es que puede ejecutar juegos tanto de Android como de PC. Lo segundo lo hará mediante streaming desde nuestro ordenador, pero requiere PCs con tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 650 o superior, y se podrá jugar a cualquier título de Steam. Requerirá la instalación del software GeForce Experience, y recomiendan routers con WiFi 802.11n Dual Band para que la latencia sea mínima.

Para los juegos de Android, se podrán descargar juegos optimizados para el nuevo procesador Tegra 4 de 72 núcleos gráficos desde la tienda Nvidia TegraZone. Por supuesto, tambinén podrá comprar juegos de Google Play, y acceder al catálogo que ya tengas adquirido. Alternativamente, podrá contar con acceso a los juegos de Nvidia Grid, un nuevo sistema que lleva a la nube la ejecución de los juegos, como OnLive. El éxito de este tipo de plataformas en la nube no es del todo el esperado, aunque contar con el respaldo de Nvidia es al menos garantía de que van en serio.

Su pantalla de 5 pulgadas y resolución 720p, se pliega sobre los mandos del controlador. Cuenta con dos sticks, un D-pad y diversos botones de acción, lo normal en este tipo de dispositivos y que nos recuerda al mando de la Xbox 360. Además de WiFi, cuenta con puerto microUSB, tarjeta microSD y miniHDMI, y tiene altavoces integrados. Sobre la batería, el mando debería durar lo suficiente para entre 5 y 10 horas de juego, o 24 horas de reproducción de vídeo (capacidad de 38 Working hours). Las especificaciones completas de la plataforma todavía no se han revelado.

Sobre el procesador Tegra 4, se trata de una nueva arquitectura de 28 nm, con 4 núcleos más uno para tareas de llamadas, pero son ARM Cortex A15. Van acompañados de 72 núcleos gráficos CUDA. El chip en sí es un 40 por ciento más pequeño que el Tegra 3, pero no se sabe todavía muy bien qué consumo de batería tendrá, uno de los grandes lastres del Tegra 3 que se vió sobrepasado por un más eficiente Qualcomm Snapdragon S4. Y de potencia, es un 20 por ciento más potente que el A6X de Apple, algo a lo que han prestado especial atención durante la presentación.

De momento no hay precio para la consola, aunque estará disponible en el segundo semestre de 2013.