Microsoft está bastante más contenta con su navegador Edge de lo que jamás ha estado de Internet Explorer, al menos en su forma actual basada en el proyecto Chromium liderado por Google. Desde hace tiempo es el navegador por defecto al instalar Windows 10, e Internet Explorer ha pasado a un segundo plano. A partir del 15 de junio de 2022, Internet Explorer será retirada de Windows 10 —salvo Windows 10 LTSC (mantenimiento a largo plazo)— y se dejará de dar asistencia a los usuarios.

Para las compañías que no hayan adaptado sus aplicaciones web a navegadores más modernos, existe un modo de uso a lo Internet Explorer integrado en el navegador Edge. Microsoft es consciente de que hay infinidad de empresas que todavía tienen desarrollos para Internet Explorer, y que en algunos casos son complejos de migrar por las tecnologías que usan —generalmente propietarias e incompatibles con los navegadores modernos—. Este modo seguirá siendo desarrollado hasta al menos 2029.

Vídeo

Vía: PC World.