Corsair mantiene en su catálogo un interesante sobremesa como es el ONE, el cual ha venido ofertando con procesadores de Intel y AMD. Más vale tarde que nunca, la compañía lo ha renovado con los Core de 11.ª generación (ONE i200) y los Ryzen 5000 (ONE a200) por lo que en el plano del procesamiento puro va a ser mejor. Pero además la compañía también lo oferta ahora con tarjetas gráficas RTX 30 de NVIDIA, por lo que se mantiene como uno de los equipos más pequeño y potentes del mercado. Todo a un alto coste, claro está, que no todo iba a ser bueno en este equipo.

Los procesadores pueden ser un Ryzen 9 5900X o un Core i9-11900K, mientras que la tarjeta gráfica es una GeForce RTX 3080 por lo que se elija la versión que se elija va a ser potente. Tanto el procesador como la tarjeta gráfica disponen de refrigeración líquida, con cada uno de los radiadores situado en lados distintos del equipo. La refrigeración del interior se realiza por mera convección por la parte superior.

El tamaño del sobremesa se ha reducido ligeramente, pasando de un volumen de 13.1 L del modelo ONE a100 a los 12 L de este ONE a200. La fuente de alimentación es de 750 W con certificado 80 PLUS Platinum, incluye hasta 32 GB de DDR4 de tipo Vengeance LPX, hasta 2 TB de SSD, y la placa base es una de chipset B550 y en formato mini-ITX.

El panel frontal de conexiones incluye dos tomas USB 3.0, uno de audio de 3.5 mm de cuatro polos, y un USB 3.1 tipo C. El panel trasero aporta un HDMI, un RJ-45 de 2.5 Gb/s, antenas para el wifi 802.11ax y Bluetooth 5.2 integrado en la placa base, cuatro USB 3.0, tres de audio de 3.5 mm, un USB 3.1 y un USB 3.1 tipo C.

El equipo con un Ryzen 9 5900X y una RTX 3080 es de 4039.90 euros. No hay por ahora precio para la versión con procesadores de Intel.

Vídeo