Logitech G ha anunciado un nuevo ratón inalámbrico, el PRO X Superlight, siguiendo la creciente tendencia de cortar cables en los periféricos. Son uno de los productos que más buscan los jugones, y las compañías intentan cubrir las necesidades, aunque podrían hacerlo mirando la gama baja y no la alta, porque este modelo cuesta 155 euros y estará disponible en color negro y blanco.

Tiene un tamaño de 125 mm × 63.5 mm × 40 mm y su nombre proviene de que pesa tan solo 63 g, lo cual es un peso realmente bajo para ser un ratón inalámbrico. Esa conexión se establece mediante un adaptador USB que se guarda en la parte inferior del ratón. El diseño es para diestros y solo cuenta con dos botones adicionales en el lateral izquierdo. Las almohadillas inferiores son de teflón y bastante amplias.

El sensor es un HERO de la propia Logitech, con una sensibilidad de 25 400 PPP, una velocidad de 400 PPS y una aceleración de 40 G. Es de los mejores sensores del mercado, pero es mucho más de lo que va a necesitar el jugador medio. En cuanto a la autonomía, Logitech habla de hasta 70 horas de uso continuado. Incluye una memoria interna para almacenar perfiles de ajustes.

Vía: Guru3D.