Razer vuelve a la carga en el sector de las cajas de PC con dos modelos estéticamente similares pero con orientaciones distintas. De esta forma la serie Tomahawk cuenta con un modelo Tomahawk ATX para equipos de alto rendimiento y un modelo Tomahawk ITX para los que prefieren los equipos compactos.

Empezando por la Tomahawk A1, mide 494.6 mm × 235.4 mm × 475 mm (al. × an. × pr.) y pesa 13.5 kg, pudiéndose instalar en su interior placas base E-ATX, ATX, micro-ATX y mini-ITX, y tiene amplio espacio para refrigeración líquida personalizada. La caja tiene paneles de cristal templado sobre goznes, y en la parte inferior cuenta con iluminación ARGB personalizable a través del sistema Chroma de Razer.

Vídeo

El diseño en color negro es bastante discreto, muy tipo sencillo y cuadriculado, y con un logo iluminado de la compañía en el frontal. Incluye un filtro superior magnético y filtros en la parte inferior y frontal. No se mencionan las posiciones para ventiladores, pero se pueden instalar radiadores en el frontal y parte superior, donde por las imágenes se deduce que debe de haber para tres ventiladores en el frontal, tres en la parte superior y uno en la trasera.

El compartimento de la fuente de alimentación incluye para tres unidades de 3.5 pulgadas en sus propias bandejas las cuales se extraen por la parte izquierda del equipo al quitar una tapa. La zona de gestión de cableado es amplia y dispone de cubrecables para evitar que la maraña de cables se vea a través del panel de cristal que cubre esa zona.

El panel frontal de conexiones tiene dos conectores USB 3.0, un USB 3.1 tipo C, dos de audio de 3.5 mm, y botones de arranque y reinicio. Se pueden instalar fuentes de alimentación ATX de hasta 210 mm de longitud, disipadores de hasta 176 mm de altura y tarjetas gráficas de hasta 384 mm de longitud.

El precio de este modelo es de 229.99 euros.

El otro modelo, Tomahawk M1, me parece más interesante para mis gustos aunque es del que da casi menos información o describe menos el producto por ahora. La caja mide 321.5 mm × 206.2 mm × 367.2 mm (al. × an. × pr.) y pesa 5.8 kg, y se pueden instalar placas base mini-ITX y mini-DTX.

Se pueden instalar tres unidades de 2.5 pulgadas en su interior, fuentes de alimentación SFX y SFX-L, radiadores de hasta 240 mm de longitud, disipadores de procesador de hasta 165 mm de altura y tarjetas gráficas de hasta 320 mm de longitud. El panel de conexiones frontal tiene dos USB 3.0, un USB 3.1 tipo C y dos de audio de 3.5 mm.

El precio de este modelo es de 199.99 euros.