Apple sigue mejorando sus ingresos trimestrales, dejando atrás unos tiempos recientes en los que el iPhone perdió lustre. Pero claramente con los nuevos iPhone 11 ha vuelto a la senda correcta, o más bien a la senda de apelar a más usuarios dándoles lo que quieren y no lo que la compañía cree que necesitan. Eso incluye una (pequeña) bajada de precio, ya que el del iPhone X se subió a la parra. En el segundo trimestre del año la compañía ingresó 59 685 millones de dólares, o un 10.9 % respecto al mismo trimestre de 2019.

Los beneficios también han sido abultados, con 11 253 M$, frente a los 10 044 M$ del trimestre dos del año pasado, o un 12.4 % más. Estas cifras son mejores de las esperadas y han hecho subir como la espuma las acciones de la compañía, haciendo que anuncie una división cuatro por una de las acciones para rebajar el precio por título a niveles más manejables y populares.

Puesto que Apple ya no desglosa unidades vendidas por productos, ahora solo hay el volumen de dinero movido en cada apartado. Así pues, los iPhone han generado 26 420 M$ a la compañía o un 1.66 % más interanual, los servicios mejoran un 14.85 % hasta los 13 160 M$, los Mac han vendido un 21.63 % más hasta situarse en los 7080 M$, los iPad han mejorado un 31.04 % hasta los 6580 M$, y el apartado de vestibles, hogar y accesorios ha subido los ingresos un 16.74 % hasta los 6450 M$.

Vía: 9to5Mac.