Nvidia ha anunciado sus ingresos del primer trimestre de 2020, y vuelve a sorprender con un aumento interanual muy importante. Teniendo en cuenta que AMD ha sido incapaz de poner novedades importantes en el mercado que abarquen todos los puntos de precio, eso favorece a Nvidia, que ha ingresado 3080 millones de dólares, un 39 % más interanual. Esos ingresos tienen bastante que ver con las ventas de tarjetas gráficas para portátiles, donde AMD sigue brillando por su ausencia.

El margen bruto de Nvidia ha pasado del 58.4 % hasta el 65.1 %, lo cual ha tenido bastante que ver con el aumento de un 173 % de los beneficios, desde los 358 M$ en el T1 2019 hasta los 976 M$ en el T1 2020. Ese margen bruto tiene que ver con la reducción de costes a la hora de comprar los chips fabricados a 12 nm, una tecnología totalmente asentada y muy madura y por tanto su coste es sustancialmente inferior a hace dos años. Nvidia es bastante inteligente porque hace el paso este año a los 7 nm cuando ya es una tecnología madura y la mayoritaria en TSMC, por lo que su margen bruto de las unidades gráficas de arquitectura Ampère va a ser amplio.

Sea como sea, el desglose por sectores indica que ha llegado a los 1340 M$ en tarjetas gráficas GeForce, las orientadas a jugones, lo que supone una mejora del 27 % respecto al año anterior. En centros de datos mejoró sus ventas aún más, un 80 %, hasta situarse en los 1140 M$. En la división de Visualización Profesional se ingresó 307 M$ o un 15 % más, y en el sector de automoción sufrió el único revés al bajar sus ingresos un 7 % o un total de 155 M$.

Vía: TechPowerUp.