Dentro de los modelos para usos específicos de procesadores Ryzen 3000 se encuentra el Ryzen 9 3900. Anunciado el pasado octubre, es un modelo que no se vende en tiendas pero que usa el mismo zócalo AM4 que el resto de Ryzen 3000 de sobremesa. Este es el procesador que ha usado Origin para su nuevo modelo de portátiles EON15-X.

El procesador tiene una potencia de diseño térmico (TDP) de 65 W en vez de los 105 W que tiene el Ryzen 9 3900X, con misma configuración de doce núcleos con multihilo, pero a cambio recorta las frecuencias base/turbo de funcionamiento desde los 3.8/4.6 GHz hasta los 3.1/4.3 GHz. 65 W es una cantidad de TDP más manejable para la refrigeración de un portátil 2.68 kg y 32 mm de grosor.

El equipo tiene una pantalla de 39.6 cm (15.6 pulgadas) con resolución de 1920 × 1080 píxeles con un refresco de 144 Hz. Se puede configurar con hasta una GeForce RTX 2070 Max-Q —no especifica la configuración consumo de consumo o turbo máximo—, tiene dos bancos de memoria DDR4-2667, wifi 802.11ax, Bluetooh 5.0, varios conectores USB 3.1 tipo A y tipo C, HDMI, mini-DisplayPort, RJ-45 y lector de huellas dactilares.

Vía: EnGadget.