Cuando Microsoft puso en el mercado Windows 10, la versión definitiva de Windows y «la última» o final que iba a existir, aseguró que en tres años habría 1000 millones de dispositivos que iban a utilizar Windows 10. Por aquel julio de 2015 lo cierto es que Microsoft todavía tenía presencia en el sector de los móviles, y contaba con ello en sus cálculos, además de las tabletas y otros dispositivos con Windows 10.

Pero con la evolución de los móviles inteligentes, Windows 10 Mobile se fue a la basura y la velocidad de actualización de ordenadores con esta versión ha sido mucho más lenta de lo esperado. Pero finalmente el hito ha ocurrido, y ya hay 1000 millones de dispositivos con Windows 10. Ha precisado de veinte meses más de lo esperado para conseguirlo, pero se ha llegado.

Hay otro dato interesante sobre el programa de betatestadores de Windows Insiders, ya que Microsoft ha indicado que ya cuenta con 17.8 millones de participantes desde que se abriera a finales de 2014 con la beta inicial de Windows 10.

Vía: TechSpot.