Las tarjetas gráficas más vendidas se sitúan sobre los 200 a 300 euros, y AMD ha apostado por esa franja con la RX 5600 XT presentada hace un par de semanas. Una vez que ha dado luz verde para que sus socios fabricantes de tarjetas gráficas pongan a la venta sus modelos personalizados, es el momento de recapitular cómo llegan al mercado y qué potencia ofrece este modelo, aunque hay una pequeña polémica inicial.

AMD ha tomado la decisión de permitir que se suba la velocidad de la memoria del modelo de referencia de los 12 GHz a los 14 GHz, modificando también las frecuencias en juegos y turbo a los 1615 MHz y 1750 MHz respectivamente. Hay un aumento de consumo asociado de unos 20 W adicionales, situándose estos modelos —que no serán todos— en los 180 W, que es el mismo consumo, frecuencia de memoria y de la unidad gráfica que la RX 5700.

Rendimiento de tarjetas gráficas

PVP contra PVPR

He puesto primeramente la gráfica comparativa de tarjetas gráficas para que veáis bien cómo queda el panorama. Sobre el papel, este cambio hace que entre en colisión la potencia de esta «RX 5600 XT Super» con la RX 5700. Veréis más adelante que queda, según juego, solo un 5-10 % por debajo en rendimiento; algunas veces incluso menos.

Ahora toca hablar del precio, y en este caso solo puedo centrarme en el de España porque es el mercado que mejor conozco, por lo que en otros países puede ser distinto según cómo hayan repartido AMD y sus socios la producción inicial por continente y país.

El precio del modelo de referencia es de 279 dólares —299.90 euros oficialmente—, pero los primeros precios son preocupantes. El modelo Mech OC o Gaming X de MSI, con frecuencias turbo de 1600 y 1620 MHz respectivamente, tienen un precio de 320 y 375 euros. Teniendo en cuenta que tienen menos potencia que la RX 5700 y 2 GB menos de memoria, esta última tiene algún modelo sobre los 340 euros que sería más interesante.

La RX 5700 lleva más de seis meses en el mercado y tampoco ha bajado sustancialmente de precio, por lo que es evidente que AMD está teniendo problemas para producir chips a 7 nm en las fundiciones de TSMC, o los precios habrían bajado más rápido. Que después de un mes de la RX 5500 XT en el mercado siga teniendo un precio disparatado para su potencia es un mal síntoma. El modelo de 8 GB, el interesante, anda sobre los 230-240 euros, con algunos modelos a 270 euros o más; el de 4 GB parte de los 190 euros, pero se queda más atrás de la GTX 1650 Super también de 4 GB y esta parte de los 170 euros.

Esta escasez puede deberse a varias cosas. Por un lado, que AMD prefiere centrarse en la producción de los procesadores Ryzen a 7 nm. Por otro, que sigue teniendo vigentes sus contratos de fabricación con GlobalFoundries y prefiere seguir metiendo al mercado chips Polaris de hace cuatro años fabricandos a 14 nm para evitar las sanciones de su contrato si no produce lo suficiente. Y no menos importante es el hecho de que una buena parte de la producción de chips Navi ha ido a manos de Apple, que en estos casos, por volumen de compra, tiene preferencia para AMD.

Pero poco a poco, Polaris también está desapareciendo del mercado y la situación es extraña. La GTX 1650 Super al final tiene un rendimiento en torno a la RX 580, pero la primera consumiendo 100 W y la segunda 185 W, pero con la ventaja de que los modelos que siguen a buen precio son de 8 GB de VRAM frente a los 4 GB de la otra. Pero es difícil convencer a algunos de que sigan comprando algo que llegó al mercado hace tres años frente a algo recién salido al mercado.

Sea como sea, AMD solo puede poner orden en los precios de mercado de las tarjetas gráficas si proporciona más chips a sus clientes fabricantes y solo lo puede hacer si aumenta la producción a 7 nm en las fundiciones de TSMC. Eso parece que no ocurrirá hasta la segunda mitad del año, por lo que va a seguir cediendo la mayor parte del mercado por encima de los 200 euros a Nvidia.

Rendimiento

Tarjetas gráficas Radeon
Radeon RX 5600 XT Radeon RX Vega 56 Radeon RX 5500 XT
Compañía AMD AMD AMD
GPU Navi 10 Vega Navi 14
Variante GPU Navi 10 XLE Vega 10 XT
Multiproc. de flujos de datos 2304 3584 1408
Frec. base 1130 MHz 1156 MHz 1607 MHz
Frec. turbo 1560 MHz 1471 MHz 1845 MHz
Uds. renderizado 64 64 32
Uds. textura 144 256 88
Tasa de texturas 224.64 GTexel/s 329.50 GTexel/s 162.36 GTexel/s
Tasa de píxeles 99.84 GPixel/s 94.14 GPixel/s 59.04 GPixel/s
Memoria 6 GB GDDR6 8 GB HBM2 4 GB GDDR6
Frec. memoria 14 GHz 1.6 GHz 14 GHz
Ifaz. memoria 192 bits 2048 bits 128 bits
Ancho de banda de memoria 336.00 GB/s 409.60 GB/s 224.00 GB/s
Consumo 150 W 210 W 130 W
Ranuras PCIe 2 2 2
Tamaño 110 × 270 × 35 mm
Con. PCIe 1x 8 pines 2x 8 pines 1x 8 pines
Potencia de cómputo 7.19 TFLOPS 10.54 TFLOPS 5.20 TFLOPS
PVPR 279 $ 399 $ 169 $

Después de lo que he soltado en los párrafos anteriores, es hora de ver con más detenimiento el rendimiento de la RX 5600 XT. Hay webs que han recibido el modelo RX 5600 XT Pulse de Sapphire, el cual es la versión dopada de la RX 5600 XT, y por tanto ofrecen el rendimiento tanto de la versión de referencia como de esta versión mejorada.

Es una tarjeta gráfica bastante capaz tanto a FHD como QHD, según las pruebas de webs como AnandTech. Se puede ver que esta versión potenciada se aproxima mucho a la RX 5700 en juegos que no influya tanto la falta de 2 GB de VRAM y un menor ancho de banda. Por tanto, si llegara a un precio adecuado al mercado sería una compra directamente recomendable. Lo puede ser frente a la RTX 2060 hasta que se propague la bajada de precio anunciada por Nvidia, pero mientras tanto es que hay que mirar más bien a la RX 5700 o, por un poco más, a la totalmente recomendable RX 5700 XT.

En cuanto al consumo, la RX 5600 XT normal el PC completo de pruebas tiene un consumo de unos 200 W en juegos y de 210 W el modelo dopado, pero en pruebas tipo Furmark de carga completa el consumo es de unos 210 W en el modelo normal y de 240 W en el modelo dopado. Esto hace que supere en consumo incluso a la RX 5700 en este último escenario. Las temperaturas en reposo y carga completa son similares a la RX 5700 —unos 75 ºC—, aunque en juegos es algo inferior —unos 70 ºC—.