Samsung ha añadido un nuevo teléfono a su catálogo, el Galaxy XCover Pro, y en esta ocasión se trata de un móvil resistente. Además de estar hecha su carcasa a prueba de agua y polvo con certificado IP68, cuenta con un certificado de grado militar MIL-STD 810G. Con él aguantará ante caídas de hasta 1.5 m, y está preparado para aguantar a altitudes extremas, humedad y otras condiciones adversas.

El móvil incluye un procesador Exynos 9611, que es un procesador de cuatro núcleos Cortex-A73 a 2.3 GHz y cuatro Cortex-A53 a 1.7 GHz con una unidad gráfica Mali-G72. Incluye 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, y dispone de lector de tarjetas micro-SD de hasta 512. Llega a Europa con una segunda ranura para SIM.

Incluye una batería de 4050 mAh con carga rápida de 15 W a través de un puerto USB tipo C, y la batería es extraíble. Alternativamente dispone de dos contactos en la parte inferior para otros sistemas de recarga y conexión de accesorios. La pantalla es de 6.3 pulgadas con resolución de 1080 × 2400 píxeles, y dispone de sensibilidad táctil aumentada para poder usarse con guantes gruesos y cuando esté mojada. Está protegida por Gorilla Glass 5.

El móvil también incluye wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y NFC, así como EMV y mPOS, ambos estándares que lo habilitan para recibir pagos con NFC haciendo de TPV. Llega con Android 10 preinstalado, junto a aplicaciones de seguridad avanzadas de Samsung.

En cuanto a las cámaras, dispone de una de 13 Mpx frontal de apertura ƒ/2.0 y una de doble sensor trasera, con la principal siendo de 25 Mpx y apertura ƒ/1.7 y la secundaria es de 8 Mpx y apertura ƒ/2.2 siendo de gran angular de 123º.

Siendo un móvil pensado para el entorno laboral, llegará al mercado por unos 500 euros, estando disponible a partir del 31 de enero.