Realme sigue expandiendo su catálogo de móviles para intentar abarcar todos los puntos de precios, aunque por ahora sus modelos son bastante buenos. El nuevo X50 5G está orientado a la gama media, con un diseño estándar hoy en día, pero que en este caso incluye una pantalla de 16,7 cm (6.57 pulgadas) con resolución de 2400 × 1080 píxeles, y tiene un refresco de pantalla de 120 Hz.

El procesador es un Snapdragon 765G, junto con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, más lector de tarjetas micro-SD y doble ranura SIM. En el canto derecho del móvil se encuentra el lector de huellas dactilares. Incluye wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0, NFC, y tiene una batería de 4200 mAh que se recarga por un puerto USB tipo C con hasta 30 W.

La cámara trasera tiene cuatro sensores. El principal es Samsung, un GW1 de 64 Mpx y ƒ/1.78 que graba vídeo a 4K y 30 f/s. El secundario es de 8 Mpx y ƒ/2.3 para gran angular de 119º. El tercero es de 12 Mpx y apertura ƒ/2.5 para telefoto. El cuarto es de 2 Mpx y apertura ƒ/2.4 para fotomacrografía. La cámara frontal es de doble sensor, de 16 Mpx y 8 Mpx con gran angular de 79.3º y 105º.

Su precio es de 2499 yuanes o unos 322.5 euros al cambio directo sin impuestos.