BenQ ha anunciado el monitor PD3420Q con un interesante panel IPS por su calidad de color, del que indica que es plano para evitar las distorsiones de los paneles curvos en un uso profesional. De hecho el panel es de 86 cm (34 pulgadas) con una resolución de 3440 × 1440 píxeles, y tiene una profundidad de color de 10 bits y llega de fábrica con una Delta E inferior a 3.

La compañía habla de diversas tecnologías que incluye en el monitor para asegurar la homogeneidad del panel, y ciertamente no se corta a la hora de indicar otras que aseguran una total integración con los MacBook en el terreno de igualar automáticamente el color monitor al que tenga el Mac.

El panel tiene una profundidad de color de 10 bits, y cubre el 98 % de la escala de color DCI-P3 y el 100 % de la sRGB. Tiene un brillo máximo de 350 nits, o 400 nits cuando funcione en el modo de alto rango dinámico (HDR), contando con un certificado DisplayHDR 400. Tiene un contraste estático 1000:1 y un tiempo de respuesta de 5 ms.

El pie del monitor se puede quitar para ponerle un soporte VESA de 100 × 100 mm, y el incluido permite el ajuste en altura hasta 15 cm, la inclinación del panel entre los –5º y +20º, y su giro entre los –30º y +30º. Se vende junto a un disco con múltiples botones para cambiar rápidamente entre espacios de color y otros ajustes, el Hotkey Puck G2.

En la parte inferior incluye unos altavoces estéreo de 2.5 W, y en cuanto a los conectores dispone de un DisplayPort 1.4, dos HDMI 2.0, y un USB tipo C compatible con DisplayPort, datos USB para el concentrador de cuatro USB 3.0, y carga de 65 W.

Vía: Guru3D.