Philips ha anunciado un nuevo monitor orientado a un uso profesional aunque no tanto para diseñadores gráficos que precisen de los mejor. El 276C8 incluye un panel de 68.6 cm (27 pulgadas) de diagonal con una resolución de 2560 × 1440 píxeles, el cual tiene una buena calidad de color al cubrir el 131 % de la escala de color sRGB y un 114 % de la NTSC.

Tiene un refresco de 75 Hz implementando refesco adaptable FreeSync, así como un tiempo de respuesta de 4 ms gris a gris, con un brillo máximo de 350 nits y un contraste estático 1000:1. Interpreta imágenes de alto rango dinámico y específicamente el estándar HDR10, pero no se indica el brillo máximo que alcanza en este modo ni tampoco se indica que disponga de certificado DisplayHDR de VESA.

El pie del monitor permite ajustar su inclinación entre los –5º a 20º, pero no se puede retirar al tener un tamaño muy reducido en cuanto a su grosor. Los conectores se encuentran en su base cuadrada, e incluye un HDMI 1.4, un HDMI 2.0 y un USB tipo C compatible con vídeo y carga de hasta 65 W.

Su precio es de 369 euros.