El consorcio JOLED, compuesto por Sony, Japan Display y Panasonic, ha dado el visto bueno a la producción de nuevos paneles con posprocesado OLED impreso. Ha tenido lugar en la fábrica de Nomi, la cual se terminó de construir e instalar la maquinaria hace unos días. Se trata de producción de prueba para limar asperezas antes de empezar con la producción en masa.

Esta fábrica va a dedicarse a la producción de sustratos de pantallas OLED de 13 × 15 metros y posprocesados con un método de impresión de alta velocidad que permitirá a JOLED producir 20 000 de estas hojas al mes. Aun así, las pruebas se van a extender varios meses, empezando la producción a principios de 2020.

JOLED es un consorcio japonés dedicado a combatir la hegemonía surcoreana en el sector OLED. Con este nuevo proceso de producción espera reducir los costes, y por tanto que se pongan en el mercado monitores OLED más baratos, o dicho de otro modo generalizar su uso en el ámbito del PC en el cual es una rara avis.

Vía: AnandTech.