Tras la confirmación por parte de Intel de los próximos procesadores Cascade Lake X para entusiastas y profesionales, Gigabyte ha dado un paso adelante para anunciar las tres primeras placas base que llegan como plenamente compatibles para ellos. Puesto que todos dispone de 48 canales PCIe para comunicarse con otros dispositivos, las tres tienen cuatro ranuras PCIe que permite el uso de cuatro tarjetas gráficas en SLI y CrossFire en disposición x16/x8/x16/x8.

Las nuevas placas base son las X299X Designare 10G, X299X Aorus Master y la X299X Aorus Xtreme Waterforce. Todas son en formato E-ATX con dos conectores de alimentación ocho pines, y cuentan con un sistema de alimentación avanzado de 12 o 16 fases según el modelo. El Xtreme Waterforce integra un bloque de agua y por tanto está lista para ponerla en sistemas con refrigeración líquida personalizada, y no faltará la iluminación RGB para adornarlo.

La Designare y la Aorus Xtreme Waterce incluye conectividad 10 GitabitEthernet, mientras que la Aorus Master dispone de 5 GigabitEthernet a través de los chips de Intel y Aquantia oportunos. También disponen de wifi 802.11ax y Bluetooth 5.0, conectores Thunderbolt 3, dos DisplayPort, y una sana combinación de puertos USB 2.0, USB 3.0 y ranuras M.2 de hasta un formato 22110. Todos los modelos incluyen ocho bancos de memoria para hasta 256 GB de DDR4 a al menos 2933 MHz antes de recurrir a perfiles de memoria u overclocking.