HyperX, la marca jugona de Kingston, ha anunciado el ratón Pulsefire Dart que es un atípico modelo inalámbrico. Tiene un diseño ergonómico con una carcasa en color negro e iluminación RGB en el reposapalma y ruedecilla, lo que incluye tres botones adicionales configurables, dos en el lateral izquierdo y uno en la parte superior.

La conectividad inalámbrica se hace por un adaptador USB que funciona en la banda de los 2.4 GHz, y a través de la batería interna tiene una autonomía para hasta cincuenta horas de juego. El puerto de carga es un USB tipo C, y también sirve para usarlo cableado.

El tamaño del ratón es de 124.8 mm × 73.9 mm × 43.6 mm con un peso de 120 g. Incluye un sensor PMW3389 de PixArt, que es de 16 000 PPP, con una velocidad de 450 PPS y una aceleración de 50 G.

Lo especial de este modelo inalámbrico es que se puede recargar a través de una base Qi si se dispone de ella, aunque HyperX también ha anunciado la base ChargePlay para este ratón aunque sirve para recargar dos dispositivos a la vez, como un teléfono y el ratón. Esta base tiene un tamaño de 215 mm × 90.9 mm × 17.4 mm y puede proporcionar hasta 15 W inalámbricamente como máximo.

El precio del Pulsefire Dart es de 120 euros, mientras que la base ChargePlay cuesta 75 euros.