ASUS ha anunciado una nueva placa base para los procesadores Ryzen 3000, pero esta vez tiene por objetivo los mini-PC con un modelo mini-ITX. La ROG Strix X570-I tiene el habitual tamaño de 17 cm × 17 cm con una sola ranura PCIe 4.0 ×16, e incluye dos bancos de memoria DDR4 para hasta 64 GB de RAM con los últimos módulos de 32 GB, funcionando hasta a 4800 MHz a través de perfiles de memoria.

El sistema de alimentación es bueno con un disipador propio para los reguladores de voltaje, y el sistema de alimentación está compuesto por 8+2 fases. Dispone de dos ranuras M.2 2280 para instalar dos unidades con conexión PCIe 4.0, así como cuatro puertos SATA3. Tiene varios conectores de RGB y para ventiladores de caja, incluido uno para dar voltaje para una bomba de agua.

Los conectores traseros incluyen un DisplayPort, un HDMI, tres de audio de 3.5 mm, un RJ-45, cuatro USB 3.0, tres USB 3.1 y un USB 3.1 tipo C. La placa base integra Bluetooth 5.0 y wifi 802.11ax MU-MIMO, y usa un códec de audio SupremeFX S1220A, y un controlador Ethernet I211AT de Intel. Tampoco falta algunas zonsa de iluminación a lo largo y ancho de la placa, aunque sea bastante discreta.