Nvidia mantiene su papel de líder en el sector de las tarjetas gráficas, pero eso no significa que no tenga altibajos en sus cuentas. Los resultados del segundo trimestre del año han sido buenos, pero no tan buenos como los de hace un año, debido a que el criptocrac tuvo lugar en las cuentas de Nvidia y AMD a partir del tercer trimestre. Por eso, en el T2 se ha dejado la compañía un 17 % de ingresos respecto al mismo periodo de 2018, donde tuvo un volumen importante de ventas para criptominería.

Esos ingresos han sido de 2579 millones de dólares, si bien han supuesto una mejora del 19 % respecto al primer trimestre del año. El margen bruto de la compañía también ha bajado del 63.3 % al 59.8 % respecto al segundo trimestre de 2018, lo que ha hecho que los beneficios bajen un 50 % hasta los 552 M$. A partir del tercer trimestre la compañía estará ya exenta de la lacra de sus cuenta del criptocrac, y por tanto deberán mejorar.

Entrando a analizar cada sector, el volumen de ventas de tarjetas gráficas para jugar ha descendido un 27 % hasta unos ingresos de 1313 M$. Las división de Visualización Profesional que engloba las tarjetas gráficas Quadro ha mejorado sus ventas un 4 % hasta los 291 M$.

El sector de los centros de datos, con la situación de guerra entre China y EE. UU., ha provocado un descenso del 14 % debido a que China es uno de los principales compradores de equipamiento, y con ello Nvidia se ha quedado con unos ingresos de 655 M$. En el sector de soluciones para automóviles ha mejorado las ventas un 30 % hasta los 209 M$. Por último, por patentes y chips para fabricantes de equipos originales (OEM) ha ingresado 111 M$.