ASUS ha añadido un nuevo monitor a su catálogo y es tanto un modelo de gran tamaño que podría pasar por televisor como uno de características muy competitivas para jugar. El ROG Strix XG438Q incluye un panel de 43 pulgadas con resolución de 3840 × 2160 píxeles de tipo VA, que tiene un refresco de 120 Hz y un tiempo de respuesta de 4 ms.

Además, cuenta con buena calidad de color, cubriendo el 90 % de la gama DCI-P3, con un brillo de 450 nits y un contraste estático de 4000:1. Dispone de un certificado DisplayHDR 600 lo que indica que debería llegar a 600 nits al reproducir contenido de alto rango dinámico (HDR), y de hecho ASUS hace referencia a que alcanza hasta los 750 nits, si bien entiendo que durante breve espacio de tiempo, y tampoco se menciona que tenga zonas de atenuación local. También implementa FreeSync 2 HDR, necesario para el refresco adaptable con HDR.

Este monitor/televisor cuenta con tres conectores HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4 y un concentrador de dos USB 3.0, más una entrada y otra salida de audio de 3.5. Solo se puede modificar su inclinación entre los –5º y 10º, y cuenta con altavoces estéreo de 10 W.