Apple ha dejado de dar los números de Mac vendidos, pero se siguen situando en torno a unos 20 millones anuales. Quizás el número podría haber aumentado de no ser porque el MacBook Pro introducido en 2016 llegó con un teclado que no estaba a la altura de lo esperado, y en los últimos tiempos tampoco ha revisado el aspecto de la pantalla. Con tantas opciones con pantallas con pocos marcos, el diseño del MacBook Pro parece un poco obsoleto.

Eso parece que va a cambiar en breve, ya que Apple anunciaría en septiembre, según la no siempre fiable Digitimes, una nueva versión del MacBook Pro en el que su pantalla pasaría de las 15.4 pulgadas a las 16.1 pulgadas. Los rumores previos solo indicaban que ese MacBook Pro llegaría antes de final de año, pero ahora se acota un poco más en el tiempo.

También se afirma que la pantalla pasaría a tener una resolución de 3072 × 1920 píxeles y que abarcaría el 90 % del frontal del equipo. Por lo demás, mantendría el diseño monopieza de aluminio como el modelo actual, quizás con mejoras de procesadores y tarjetas gráficas incluidas.

Este modelo es bastante esperado porque Apple podría abandonar el diseño de mecanismos de teclas tipo mariposa por las tradicionales de tijera, ya que el diseño mariposa se ha mostrado un terrible error con multitud de problemas relacionados que la compañía no ha conseguido solucionar tras tres iteraciones. En algún momento también se espera que Apple prescinda de la barra táctil, o le realice mejoras porque su utilidad es continuamente cuestionada.

Vía: 9to5mac.