Qualcomm ha tenido en los últimos años diversos desencuentros con los organismos de regulación de la competencia en diversos países del mundo, como Corea del Sur, China o EE. UU., y ahora le ha tocado el turno de una multa en la Unión Europea. La comisaria de Competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, ha anunciado una multa de 242 millones de euros a Qualcomm por abusar de su posición dominante para eliminar el surgimiento de cualquier tipo de competencia.

La investigación formal de la Comisión Europea se inició en julio de 2015, y cuando la comisión empieza una investigación es porque va a terminar en sanción. En este caso, Qualcomm usó su posición dominante para vender sus módems 3G y 4G tanto a Huawei como a ZTE por debajo de coste para eliminar la competencia de Icera, compañía que sería comprada posteriormente por Nvidia en 2011, y sus operaciones en el sector de los módems se redujeron al mínimo en 2015.

La Comisión Europea hace referencia a tres chips, sus precios de venta, su cuota de mercado del 60 % en este sector de los módems, así como las altas barreras de entrada al sector del desarrollo de módems —I+D, fabricación—, como pruebas para su multa a Qualcomm. Su decisión de vender por debajo de coste eliminó la creciente competencia de Icera. La multa supone el 1.27 % de los ingresos de Qualcomm de 2018, porcentaje calculado en función de las pautas de la Comisión Europea de 2006 para imponer multas.

Vía: Europa.