AMD ha anunciado los Ryzen 3000 de sobremesa y les acompaña el chipset X570 que conformará un catálogo variado de placas base, pero que no serán precisamente baratas. Los primeros modelos llegarán en torno a los 150 euros como mínimo, pero aportan características avanzadas.

Las dos primeras que han dado todos los detalles de ellas son MSI y ASRock, y cuando el resto aporte la información iré detallándolas —me gusta poder hacerles la ficha con toda la información al hablar de ellas—. He de recordar que este chipset es solo compatible con los Ryzen 2000 y Ryzen 3000, por lo que los que tengan un Ryzen 1000 y quieran cambiar de placa base o porque se les haya estropeado la que tenían tendrán que evitar el impulso de comprarlas.

Debido al consumo del chipset, que pasa a ser de 11 W, muchos de estos modelos incluyen un pequeño ventilador además del habitual disipador en el chipset.

MSI

MSI ha anunciado seis modelos de placas base X570, y son bastante variadas pero aun así todas orientadas a la gama alta de las placas base. Todas las placas base incluyen Bluetooth 5.0 y wifi 802.11ac u 802.11/ax, menos la MPG X570 Gaming Plus, la cual es la más básica de todas ya que carece de iluminación RGB, embellecedor de la zona de conectores y otros elementos de calidad.

El resto suele contar con dos o tres ranuras M.2 2280 o 22110 con interfaz PCIe 4.0 ×4, seis SATA3, conectores USB 2.0, 3.0 y 3.1, así como USB 3.1 tipo C, y específicamente la Prestige X570 Creation incluye ocho conectores USB 3.0 más cuatro USB 3.1 y dos USB 2.0, por lo que se pueden conectar dispositivos por USB a tutiplén. Incluye ventilador para el disipador del chipset, que es algo imprescindible en estas placas base.

ASROCK

La compañía ha sido por el momento bastante conservadora y ha dado todos los detalles de dos modelos distintos, pero ambos son muy similares. Si bien varía algo la estética, y ambas usan iluminación RGB por doquier, son placas base ATX con cuatro bancos de memoria para hasta 64 GB de DDR4 a 4400 MHz mediante perfiles de memoria.

Disponen de dos ranuras M.2 con interfaz PCIe 4.0 ×4, otro más para un combo wifi+Bluetooth, y tres ranuras PCIe 4.0 ×16 más otras dos PCIe 3.0. El modelo Phantom Gaming X usa dos controladores Ethernet, uno 2.5 Gb y otro de 1 Gb para dos conectores RJ-45 que incluye. La otra solo usa un controlador Gigabit. Incluyen wifi 802.11ax (WiFi 6) y Bluetooth 5.0, con seis USB 3.0 traseros, un USB 3.1 tipo C y un USB 3.1 tipo A. Tiene cabezales para Thunderbolt 3 así como uno para USB 3.1 frontal, además de múltiples conectores para dispositivos RGB/ARBG y ventilación.