ASUS lleva 30 años haciendo placas base, y cree estar en posición de saber cómo serán en el futuro. Por eso ha mostrado la Prime Utopia que representa su concepto de las placas base que están por venir para los equipos de alto rendimiento, y es cuanto menos curiosa. Según dice ASUS, el diseño está pensado para mejorar la refrigeración de componentes clave y dar flexibilidad en el uso de almacenamiento.

El diseño divide la ubicación de los componentes entre la parte superior y la inferior, y mueve por ejemplo la tarjeta gráfica a la parte posterior con una cámara específica para mejorar su refrigeración. Los módulos de regulación de voltaje (VRM) disponen de refrigeración líquida, así como otros elementos de la Prime Utopia con un circuito personalizado que permite evitar la limitación térmica y que funcionen en un punto óptimo.

Sitúan en la zona frontal cuatro bahías para M.2 de fácil instalación y tener así el máximo almacenamiento posible. El panel de conexiones está ideado de forma distinta, ya que están diseñados como módulos intercambiables y tener así siempre la conectividad que el usuario necesite. Si se quiere tener dos RJ-45 en vez de uno, se puede tener, o si en su lugar se prefiere tener todo puertos USB y algún USB tipo C, también se puede retirando y poniendo módulos.

La más llamativo estaría en el frontal, con un panel OLED de 17.8 cm (7 pulgadas) que mostraría siempre información del estado de salud de la placa base y los dispositivos conectados. No faltaría tampoco una sana cantidad de iluminación RGB, y características estándar como cabezales para otra iluminación RGB de la caja y los ventiladores que incluya.

87388 bytes 56567 bytes 85282 bytes 55278 bytes 123265 bytes 92182 bytes

Vía: ASUS.