Entre las próximas tarjetas gráficas que AMD tiene en preparación también se encuentran distintos modelos de gama baja. Un par de ellos han aparecido en los controladores 19.4.3 de los Radeon Software Adrenalin, como la Radeon RX 640 así como la Radeon 630. Pero como viene siendo habitual en AMD —y Nvidia— para la gama baja, se trataría de un refrito de Polaris en lugar de usar una nueva arquitectura.

Esto se sabe porque el identificador aparecido de estas tarjetas gráficas es el mismo que el de las unidades de procesamiento gráfico (GPU) de tipo Polaris. Hasta la llegada de esta última arquitectura, AMD solía mezclar varias generaciones de tarjetas gráficas en cada generación nueva, por lo que no era extraño que hubiera tres o cuatro generaciones de arquitecturas en el catálogo vigente de AMD. Parece que la compañía va a tomar la misma senda en esta serie RX 600.

Teniendo en cuenta que con un cambio de litografía la arquitectura Polaris ganaría en rendimiento y reducción de consumo, aunque no sea pasando a 7 nm sino quedándose simplemente en los 12 nm, sería una solución con la que AMD podría aportar varias GPU de muy bajo coste para portátiles, y tarjetas gráficas de bajo coste para acompañar a los procesadores Ryzen más económicos.

La Radeon RX 640 tiene el mismo identificador que la Radeon RX 550X, que cuenta con 640 smbreadores, 32 unidades de textura, 16 unidades de rasterizado y 2 GB de GDDR5, que salvo error en los controladores serían las características de esta RX 640. La Polaris 23 XT sería el chip que conformaría la RX 640, y el Polaris 23 MXL el que usaría la Radeon 630.

Vía: TechPowerUp.