El mundo de los periféricos y accesorios con iluminación RGB es muy variado, y en el mercado se pueden encontrar bastantes alfombrillas que la incluyen. Teniendo en cuenta que Razer fue quien más apostó por ello y que tiene cierta ventaja sobre sus competidores, su catálogo de productos incluye alfombrillas de tamaño normal pero también otros modelos más grandes como la Goliathus Extended Chroma del presente análisis.

Desembalado y características

0_img_0558.jpg

La caja de esta alfombrilla tiene la estética general de Razer, usando negro y verde para ella, y puede resultar algo más grande de lo habitual. El motivo es que debido a su tamaño se incluye enrollada en torno a un tubo de cartón negro para evitar que se deforme excesivamente. Al sacar de la caja y estirarla no tendrá casi deformación y se extenderá perfectamente sobre la mesa.

Goliathus Extended Chroma de Razer
Tamaño294 mm × 920 mm × 3 mm
Peso560 gramos
Tipo de superficieTela microtexturizada
IluminaciónRGB
ConexiónUSB 2.0
Consumo5 V y 180 mA, 0.9 W
PVPR59.99 euros

Eso sí, más que una alfombrilla es en realidad un tapete para ratones con iluminación RGB, que dará un aspecto bastante mejorado a las disposiciones de PC de cualquier usuario. Tiene un tamaño de 294 mm × 920 mm × 3 mm, por lo que tiene espacio de sobra para ponerle encima un teclado completo y un ratón, con suficiente zona de movimiento para este último.

La zona inferior tiene una capa de goma antideslizante, mientras que la superior tiene una superficie hecha de tela microtexturizada para permitir un deslizamiento perfecto de los ratones. Y ciertamente lo consigue, ya que si se une alguno de los mejores ratones de Razer en cuanto a deslizamiento con esta alfombrilla, se mueve endiabladamente bien. Además, y sin duda importante, lo hace sin perder precisión gracias a esa textura.

150124 bytes 96997 bytes 182097 bytes 204786 bytes 155576 bytes 277403 bytes 237508 bytes 131922 bytes 167872 bytes

La alfombrilla dispone de una tira de ledes RGB cosida en torno al borde de la alfombrilla, y quizás la única pega que se le puede poner es que se trata de una sola zona de iluminación. Esto evita que se puedan hacer efectos de iluminación avanzados para ella, como ocurriría si tuviera ARGB —RGB direccionable, o dicho de otro modo, que cada uno de los ledes incluidos tiene una dirección asignada y se le puede decir de manera independiente qué color debe tener en un momento dado—.

El cable se conecta por un puerto USB 2.0, que es suficiente para darle los 0.9 W de consumo que tiene, teniendo el cable 2.1 metros de longitud y está forrado de tela trenzada. La calidad del producto en sí es muy alta, quizás tanto como los 60 euros que aproximadamente cuesta.

Programa de personalización

Razer sigue teniendo por el momento el mejor programa de configuración de sus periféricos en forma del Synapse 3.0. Si bien solo está disponible para Windows, la versión anterior también se puede usar para configurar la Goliathus Extended Chroma —por ejemplo para usarla en un Mac— si bien con una interfaz más anticuada y algunas características se pueden perder.

Tienen cierta gracia los anuncios de los productos de Razer y por eso he añadido el vídeo a continuación de la Goliathus Extended Chroma, o más que graciosos resultan pintorescos. Y el vídeo que habéis visto un poco más arriba hace un repaso por el sistema de personalización de la iluminación de la hermana menor Goliathus Chroma, que es el mismo del que dispone la Goliathus Chroma Extended.

Al conectar la alfombrilla a un equipo con Windows 10 aparecerá una pantalla solicitando la instalación de Synapse 3.0 si no se tiene ya instalado, por lo que resulta muy cómoda la puesta en marcha de los periféricos de Razer. Hay algunos programas adicionales para los cuales se solicita la instalación, si bien se pueden desactivar, como HUE de Philips para sincronizar la iluminación con estas bombillas.

La configuración no va mucho más allá de elegir el nivel de brillo, si se quiere que se apague la alfombrilla cuando la pantalla se apague, y elegir entre varios efectos rápidos como rotación de espectro, respiración o detección del audio que se esté reproduciendo. Hay un editor avanzado, que se muestra en el primer vídeo, que es menos intuitivo de lo debido pero que si se le dedica un tiempo se le puede sacar mucho partido.

Este modo de configuración de la iluminación permite tocar parámetros como intervalos de tiempo de la iluminación, tiempos de rotación entre distintos tipos de efectos de iluminación, y su sincronización con otros periféricos de la compañía. Es en general un buen sistema de configuración y un buen programa para la personalización de una alfombrilla o tapete RGB.

82326 bytes 115280 bytes 44406 bytes 106748 bytes 111084 bytes 97470 bytes 53671 bytes 80360 bytes

Conclusión

0_img_0563.jpg

Razer tiene muy medido el modo de crear periféricos RGB, y su propio ecosistema de productos resulta muy interesante para los que quieran llenar su PC de colores. No soy de los que les guste mucha iluminación, pero bien es cierto que tener alguna siempre es agradable a la vista. Y cuando uno se quiera concentrar al máximo, siempre está la posibilidad de desactivar la iluminación.

La Goliathus Extended Chroma no tiene ningún pero que se le pueda poner más allá de que se trata de iluminación monozona en lugar de multizona como permitiría la inclusión de iluminación ARGB en la alfombrilla. Es el único punto a mejorar de este producto que, por lo demás, es realmente bueno. Su tamaño es para aquellos que quieren una disposición de PC totalmente orientada a juegos y que gusten y disfruten de tener periféricos y accesorios con iluminación.

Los ratones se mueven extraordinariamente bien, y el propio Synapse 3.0 permitirá calibrar los ratones de la compañía para esta alfombrilla manualmente, o se puede usar el perfil preestablecido para sus ratones. Como he dicho, es un ecosistema que funciona muy bien entre los distintos productos, sobre todo por la sincronización de efectos, y más hoy en día que prácticamente todos, por no decir todos, los que produce la compañía tiene iluminación.

Para los que busquen un tapete RGB, la Goliathus Extended Chroma será una gran elección, aunque sus 60 euros estén bastante por encima de lo que cuestan otros productos similares en el mercado. Pero en este caso, por la calidad de la superficie y acabados, y sobre todo si se tienen otros productos de Razer, es una compra a valorar antes de decantarse por alguna alfombrilla RGB.

Puntuación

8.5

sobre 10

Lo mejor

  • Buena calidad de fabricación.
  • Buen deslizamiento y precisión de los ratones.

Lo peor

  • Una sola zona de iluminación.