AMD está preparada para poner a la venta los procesadores Ryzen 3000, pero para aprovecharlos totalmente se precisarán de nuevas placas base, si bien las de zócalo AM4 actuales serán compatibles. Está por ver si las compañías actualizarán el BIOS de los modelos de hace dos años o se limitarán a los del año pasado, porque esa actualización será imprescindible para usarlos. De momento, Biostar y ASRock están avanzando la llegada de sus placas base con el nuevo chipset X570.

Biostar ha sido muy directo, indicando que sus placas base X570 serán presentadas en la Computex que se celebra entre el 28 de mayo y el 1 de junio, y que es donde AMD debería presentar sus procesadores Ryzen 3000 en la conferencia inaugural de la feria. En el caso de ASRock, se ha limitado más a poner un vídeo en el que avanza el diseño del modelo Phantom Gaming X570, que estará llena de color —y no es muy habitual en las placas base de ASRock que sean tan coloridas—.

biostar-x570.jpg

Vía: Videocardz.