Satya Nadella apostó fuerte por los servicios en la nube y eso está viéndose recompensado trimestre a trimestre en los resultados financieros de Microsoft. En el primer trimestre del año ha conseguido mejorar un 14 % sus ingresos hasta los 30 600 millones de dólares, con unos beneficios que mejoran un 19 % hasta los 8800 M$. Pero además de por la mejora de resultados de Azure, Microsoft ha conseguido mejorar los ingresos gracias a un gran desaparecido en los últimos años: Windows.

Microsoft ha mejorado un 8 % los ingresos hasta los 10 700 M$ y un 25 % los beneficios de la división de Computación Más Personal de la compañía, que engloba entre otros productos a las licencias de Windows. En este sentido, las licencias de Windows OEM Pro —para fabricantes de equipos originales— ha mejorado un 15 %, si bien la compañía indica que es algo coyuntural debido a la mayor disponibilidad de los procesadores de Intel en el T1 2019 respecto al T4 2018.

Esta división también incluye los resultados de Xbox, con Xbox Live aumentando un 7 % el número de suscriptores hasta los 63 millones, mejoran un 21 % los ingresos de los productos Surface reportándole a Microsoft unos 1300 M$, y los ingresos relativos con videojuegos un 5 % hasta los 2400 M$.

La división de Productividad y Procesos Empresariales ha mejorado sus resultados un 14 % hasta los 10 200 M$ y sus beneficios han mejorado un 28 % hasta los 4000 M$, incluyendo mejoras en las ventas de Office de un 12 % o LinkedIn un 27 %, y Office 365 ya tiene 180 millones de usuarios activos mensuales.

La división de Nube Inteligente que engloba Azure y otras soluciones empresariales ha aumentado sus ventas un 22 % hasta los 9700 M$ con unos beneficios que mejoran un 21 % hasta los 3200 M$. Específicamente, los ingresos de Azure mejoraron un 73 %, y sigue siendo el principal pilar de crecimiento de la compañía.

Vía: Ars Technica.