Samsung está removiendo su gama media y baja de teléfonos móviles con distintos dispositivos con pantalla Super AMOLED, buen diseño y rendimiento. El nuevo modelo es el Galaxy A20, con diseño similar con bordes curvados y pantalla con muesca de 16.3 cm (6.4 pulgadas) con resolución de 1560 × 720 píxeles, lo que arroja una densidad de 269 PPP.

El procesador elegido en este caso es un Exynos 7884, que es de dos núcleos Cortex-A73 a 1.6 GHz y seis Cortex-A53 a 1.6 GHz, con una unidad gráfica Mali-G71 MP2. Incluye 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento con lector de tarjetas micro-SD de hasta 512 GB.

Con 158.4 mm × 74.7 mm × 7.8 mm es un teléfono más bien grande, y dispone de una batería de 4000 mAh. La cámara trasera es de doble sensor, uno de 13 Mpx con apertura ƒ/1.9 y otro de 5 Mpx con apertura ƒ/2.2. La cámara frontal es de 8 Mpx con apertura ƒ/2.0. En la parte posterior también incluye un lector de huellas dactilares.

Su precio en Rusia es de 13 990 rublos, o unos 187 euros al cambio directo.

Vía: GSM Arena.