Las compañías buscan formas de incluir más pantalla reduciendo al máximo los marcos, y de las formas más pintorescas que han encontrado para hacerlo es el de la cámara frontal emergente. Moviendo esta cámara a un sistema en el que sobresaldrá la cámara por la parte superior cuando se precise, teléfonos como el nuevo V15 Pro de Vivo permiten dar la sensación de que sí son todo pantalla. Con ello se consigue una ratio pantalla-frontal del 91.64 %.

La pantalla es de tipo Super AMOLED de 16.2 cm (6.39 pulgadas) con una resolución de 2340 × 1080 píxeles, y reproduce la gama de color DCI-P3. El procesador es un Snapdragon 675 de dos núcleos Kryo 460 a 2 GHz y seis Kryo 360 a 1.8 GHz, con una unidad gráfica Adreno 612. Dispone de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD de hasta 256 GB.

Otra característica especial es que el lector de huellas dactilares está integrado en la pantalla. Tiene una batería de 3500 mAh que se recarga por un puerto micro-USB con carga rápida que permite recargar el 24 % de la batería en 15 minutos, además de contar con wifi 802.11 ac, y Bluetooth 5.0.

En cuanto al sistema de cámaras, la frontal emergente es de 32 Mpx, mientras que la trasera es un sistema de triple cámara. La primera es de 48 Mpx con apertura ƒ/1.8, la segunda es de 8 Mpx con apertura ƒ/2.0 de gran angular 120º, y la tercera es de 5 Mpx con apertura ƒ/2.4 para efectos de desenfoque. Vivo recalca el buen hacer de la cámara en situaciones de poca iluminación gracias a sacar varias fotos con distintas exposiciones y combinarlas para ganar detalle.

El precio del móvil es de 28 990 rupias o unos 360 euros al cambio directo sin impuestos, pudiéndose comprar a partir del 6 de marzo.

Vía: GSM Arena.