La apuesta de Razer por la innovación en el sector de los auriculares para jugar se ha centrado en los últimos tiempos en proporción una buena calidad de sonido envolvente. Pero como todo, a medida que se hace una característica cada vez más común en todos los fabricantes, hay que buscar nuevas formas de mejorar el producto y, sobre todo, de diferenciarlo. Es lo que ha intentado con los auriculares Nari Ultimate.

Puesto que está cada vez más de moda todo lo háptico, sinónimo de táctil, es una palabra que hace referencia a proporcionar sensación táctil adicional al interactuar con algo, aunque habitualmente no la tendría. Por ejemplo, el panel táctil de los MacBook Pro no se mueven, pero al apretarlos unos motores vibran para dar la sensación de que se ha hecho clic. Aplicado a los auriculares, lo que promete Razer en los Nari Ultimate es que vas a sentir en tu cabeza lo que ocurra en el juego, llevándote a una inmersión total.

Especificaciones técnicas

razer-nari-ultimate-gallery-06.jpg

Los auriculares Nari Ultimate apuntan muy alto desde el primer momento, ya que la caja en la que se presentan dan la idea de que incluyen un producto especial. En la caja se incluye el habitual manual de instrucciones repasando las características de los auriculares, unas pegatinas, un cable micro-USB a USB, y otro con conectores de 3.5 mm, un extremo recto y el otro en ele. Ambos están forrados de tela trenzada de gran calidad.

El diseño de los auriculares es de tipo diadema de aluminio con almohadilla suspensoria, unida a un par de auriculares con gruesas almohadillas forradas de cuero. Es un modelo realmente cómodo de utilizar, y se puede llevar puesto durante horas sin que moleste ya que se puede regular perfectamente la ubicación de los auriculares en sí. La copa incluye la inevitable iluminación RGB, controlable a través de Synapse 3.0, y una rejilla de adorno que le da un buen aspecto a los Nari Ultimate.

Nari Ultimate de Razer
Conector/es3.5 mm, adaptador USB inalámbrico
Respuesta en frecuencia20 a 20 000 Hz
Transductores50 mm de neodimio
Impedancia32 Ω
Sensibilidad107 dB ± 3 dB
Micrófono: respuesta en frecuencia100 a 6500 Hz
Micrófono: sensibilidad–42 dB ± 3 dB
Micrófono: relación S/R> 50 dB
Micrófono: tipounidireccional, retráctil
Cable1.8 m
Funciona conPC, dispositivos móviles, consolas
PVPR219 euros
PVP183 euros (feb. 2019)

En el auricular derecho se incluye el conector de 3.5 mm, un micro-USB para recargar su batería interna, el botón de encendido, un led de estado, una rueda de balance entre el sonido del juego y el del chat de voz, y un botón para silenciar el micrófono. En el izquierdo se encuentra sobre todo el adaptador USB en la banda de 2.4 GHz, que se extrae apretando en él a modo de resorte, la rueda de volumen, y el micrófono retráctil.

La autonomía de los auriculares se sitúa sobre las veinte horas si bien dependerá mucho del volumen al que se pongan, tardando unas cuatro horas en cargarse totalmente. Si se deja siempre recargándose después de una sesión de juego, la autonomía no debería resultar ningún tipo de problemas.

2981560 bytes 2911173 bytes 2962634 bytes 3075100 bytes 3479844 bytes 2376716 bytes 3453450 bytes 3386718 bytes 2473480 bytes 2587137 bytes 2697296 bytes 3457147 bytes 2882638 bytes 3313257 bytes 2852691 bytes 2811106 bytes 3221656 bytes 3587277 bytes 2939757 bytes 2936394 bytes 3488349 bytes 3234351 bytes 3070352 bytes 3200294 bytes 3140407 bytes 2814400 bytes 2643811 bytes 2900493 bytes 2877425 bytes 3440212 bytes 2414063 bytes 2785364 bytes 3082731 bytes 3518895 bytes

Los auriculares tienen una respuesta en frecuencia entre los 20 y 20 000 Hz, con unos transductores de neodimio de 50 mm, y en esta ocasión están centrados en proporcionar un sonido plano en lugar de potenciar los graves como es habitual en los auriculares orientados a juegos. Esto hace que sean excelentes recién sacados de la caja para escuchar música, y se puede decir que son lo mejor en este terreno que tiene Razer en su catálogo.

La conectividad inalámbrica con el adaptador es perfecta. No se pierde la conectividad en ningún momento y la calidad del sonido es estupenda. La inclusión de sonido envolvente hace que sean unos excelentes auriculares en el terreno del sonido en juegos, y a esto hay que añadirle la característica estrella: la sensación háptica. Esto lo comentaré en el siguiente apartado.

El micrófono retráctil funciona entre los 100 y 6500 Hz, y quizás es un apartado en el que los auriculares flojean ligeramente, pero tampoco mucho. Graba bien la voz y la reproduce correctamente, pero es recomendable probar en Synapse 3.0 alguna de las opciones de configuración para corregir el sonido, como eliminar ruido ambiente o mejorar la claridad vocal. Tal y como llegan de fábrica, se escuchan bien pero claramente puede mejorar.

Software

001.jpg

Aunque pasen los años, Synapse 3.0 sigue siendo la mejor herramienta para gestionar periféricos que hay en el mercado. Razer sabe la importancia de ello, y es una estupenda evolución de Synapse 2.0, si bien esta versión más moderna sigue estando en beta y sin estar disponible para macOS.

A través de este programa se puede configurar o calibrar el sonido THX envolvente de los auriculares, cambiando en un círculo virtual en torno al usuario cada uno de los siete puntos de origen del sonido. La implementación de este sonido es estupenda, y con ello se puede saber ubicar de manera más certera de dónde vienen ciertos sonidos, lo cual en juegos resulta beneficioso. Para activar el sonido hay que hacer algunos ajustes a Windows antes de aprovecharlo, o de otro modo no se puede disfrutar del sonido envolvente.

137360 bytes 112327 bytes 91611 bytes 115594 bytes 104868 bytes 104950 bytes 68518 bytes

En la configuración también se puede activar un refuerzo de graves, para los que quieran sentir de verdad ese rango de frecuencias bajas, si bien quizás no sea recomendable debido a que esta labor la hace de por sí la sensación háptica incluida en los auriculares. La implementación de Razer es que los graves, cuanto más bajos, más sensación de vibración proporcionarán, haciendo que se sientan en la propia piel cosas como explosiones o disparos.

No soy muy amigo de las vibraciones en los periféricos, y soy de los que las tiene desactivadas en los mandos de la Xbox One y PlayStation 4. La implementación de esta háptica es muy buena, pero a mí a la larga me termina cansando. Para la gente como yo, Synapse 3.0 permite regular la intensidad de la vibración, pudiendo apagarla completamente. No niego, porque no se puede negar, que la inmersión con ello activado es impresionante. Las explosiones y los disparos cobran otro cariz, casi vida propia, y por eso los Nari Ultimate son unos auriculares únicos en el mercado.

Conclusión

razer-nari-ultimate-gallery-01.jpg

Razer se mantiene a la cabeza del sector de los periféricos realizando constantes innovaciones en este sector, y la sensación háptica es una de esas formas que tiene de demostrar que no es un fabricante más. Es también algo más que un truco publicitario, porque realmente mejora la inmersión en el juego, y también se debe sobre todo a una buena implementación del sonido envolvente, la calidad del audio en general, y una gran calidad de construcción.

Son auriculares extremadamente cómodos, con una buena conexión inalámbrica y, para variar, todo ello lleva a que son unos auriculares para la gente que quiera lo mejor de este sector pero a cualquier precio. La mayoría de los usuarios se conformarán con unos auriculares más económicos, y los que andan sobre los 50 euros son más que suficiente para jugar y tienen en la actualidad una gran calidad de sonido —no es un sector en el que haya habido grandes revoluciones en los últimos cincuenta años, porque un altavoz de hoy en día se rige bajo la misma tecnología que en los 60—. Pero los que quieran ese extra de calidad e inmersión en el juego, tienen en los Nari Ultimate un buen candidato a considerar.

No se le puede poner ninguna pega a este modelo, porque la estructura está bien diseñada, con diadema suspensoria, y tiene buenos acabados. La autonomía es buena, quizás el tiempo de recarga sea algo alto, y la iluminación RGB en unos auriculares la puedo considerar como prescindible, pero no molesta cuando vas a pagar más de doscientos euros en unos auriculares. La calidad del sonido sí que es buena incluso para escuchar música, y eso los convierte en un modelo de auriculares inalámbricos muy buenos para ello, aunque en mi caso echaría en falta algo más de aislamiento del exterior. Si me dieran unos Nari Ultimate con un botón para cancelación de ruido, los compraba inmediatamente, aunque sea una característica que no se vea en los auriculares para jugar.

Mirando el precio de los auriculares, se sitúa en unos 183 euros en el momento de hacer este análisis, y creo que en esta ocasión ni siquiera se puede decir que sean caros. Para lo que tienen, tipo sonido, comodidad, calidad, etc., me parecen una compra más que recomendable.

Puntuación

9.5

sobre 10

Lo mejor

  • Gran calidad de sonido, y esta vez no está centrada en los graves.
  • Sensación háptica efectiva e inmersiva.
  • Sonido 7.1 virtual bien implementado.

Lo peor

  • Las vibraciones no son para todos los usuarios.