Si algo fue habitual en los primeros tiempos tras llegas Netflix a España es que sobre la red de Movistar no funcionaba adecuadamente. Dicho de otra forma, en hora punta había bajones de calidad de imagen, ralentizaciones y otros problemas que en el resto de operadoras no se daban. Eso se debía sobre todo a que Movistar no estableció una conexión entre pares (peering) de su red con la de Netflix. Pero en los últimos meses eso ha cambiado.

Teniendo en cuenta que Netflix llegó a España a finales de 2015 y que estamos en 2019, han sido casi tres años de problemas de cara al usuario. En los últimos meses he estado observando la mejora de la velocidad de Netflix en la red de Telefónica/Movistar, y esperaba a ver si era una tendencia perdurable o algo más efímero. Pero con los datos del índice de velocidades de enero de Netflix, la tendencia es a mejorar.

Se puede ver en la siguiente gráfica que Netflix partía de una posición de velocidad lenta en su red debido a esa falta de conexión entre pares, y actualmente la medida de velocidad de transmisión en la red de Movistar es de 3.87 Mb/s. Otras redes como la de Euskaltel da 3.97 Mb/s, y la de ONO son 4.17 Mb/s. Otras operadoras por encima tienen separada su velocidad de ADSL y fibra óptica, por lo que la comparación ya pasa a ser de peras con manzanas. La fibra Jazztel está por encima con 4.23 Mb/s con respecto a la red de Telefónica, pero la de ADSL de Jazztel está por debajo con 3.35 Mb/s. Lo mismo pasa con Vodafone y Orange.

Una vez que Netflix y Movistar han llegado a un acuerdo para ese peering o conexión directa, los beneficiados son los usuarios finales. Atrás ya se quedan los tiempos de que se degrade la calidad de imagen en hora punta, y probablemente el futuro depare otros acuerdos entre ambas compañías.

captura_de_pantalla_2019-02-11_a_las_18.41.54.jpg

Vía: Netflix.