Como estaba previsto, AMD ha dado el visto bueno para que se pongan a la venta las Radeon VII que estaban preparando sus socios fabricantes de tarjetas gráficas. Al menos se supone que se han puesto a la venta porque lo dice AMD, pero no porque haya realmente alguna disponible para comprar en alguna tienda del mundo. Quizá las habladurías de que iban a llegar en cantidades muy limitadas sean finalmente ciertas.

Sea como sea, con su puesta a la venta llegan los primeros análisis, y esos significa que habrá que saber si los 699 dólares que cuesta son competencia de la GeForce RTX 2080 de mismo precio con la que ha estado comparándola día y noche AMD. Dejando a un lado que Nvidia no cree que lo sea porque «si se activa DLSS, la revienta», esta tarjeta gráfica utiliza una unidad de procesamiento gráfico (GPU) que es una versión de arquitectura Vega fabricada con una litografía de 7 nm en lugar de 14 nm.

hbm_space.png

Eso ha permitido, de entrada, crear un chip Vega 20 de solo 331 mm2 frente a los 495 mm2 del Vega 10, lo que representa una reducción del 34 %. Puesto que al bajar de litografía hay que jugar con el tamaño, consumo y potencia, la compañía ha optado por un término medio que prime sobre todo ese tamaño, reduce bastante el consumo, y mejora la potencia. Aunque consume un 50 % menos a misma frecuencia, el hecho de que funcione realmente a más frecuencia, 200 MHz de base y turbo, choca de frente con la arquitectura Graphics Core Next y limitaciones en este terreno y termina haciendo que la tarjeta gráfica consuma lo mismo que la Vega 64.

El chip Vega 20 XT anunciado dispone de 60 unidades de cómputo (CU) frente a las 64 del Vega 10 XTX de la Radeon RX Vega 64, que de entrada ha sido una decisión que ha suscitado preguntas. Probablemente el motivo tenga que ver con el proceso de fabricación y conseguir un rendimiento de producción mejor que si se optaran por 64 CU en el chip, lo que también sería el motivo por el que no haya muchos chips Vega 20 en manos de los fabricantes de tarjetas gráficas.

next_horizon_david_wang_presentation-07_vega20.jpg

Esas unidades de cómputo arrojan 3840 sombreadores frente a los 4096 de la Vega 64, con 16 GB de HBM2 a 2 GHz —arroja un enorme ancho de banda de 1 TB/s—, con una frecuencia base de 1400 MHz y un turbo de 1750 MHz. La frecuencia de pico alcanza los 1800 MHz, que puede darse, o no, en su funcionamiento normal, a modo de segundo turbo similar al usado por Nvidia en sus arquitecturas. Esa frecuencia se debería alcanzar y mantener más tiempo cuanto mejor sea la refrigeración de la tarjeta gráfica, que también explicaría el por qué de un diseño abierto de tarjeta con tres ventiladores, en vez de el habitual diseño turbina o de doble ventilador que venía usando AMD en sus modelos de referencia.

Tarjetas gráficas Radeon
Radeon VII Radeon RX Vega 64 Radeon RX Vega 56
Compañía AMD AMD AMD
GPU Vega Vega Vega
Variante GPU Vega 20 Vega 10 Vega 10 XT
Multiproc. de flujos de datos 3840 4096 3584
Frec. base 1450 MHz 1247 MHz 1156 MHz
Frec. turbo 1750 MHz 1546 MHz 1471 MHz
Uds. renderizado 64 64 64
Uds. textura 240 256 256
Tasa de texturas 420.00 GTexel/s 395.78 GTexel/s 329.50 GTexel/s
Tasa de píxeles 112.00 GPixel/s 98.94 GPixel/s 94.14 GPixel/s
Memoria 16 GB HBM2 8 GB HBM2 8 GB HBM2
Frec. memoria 2 GHz 1.9 GHz 1.6 GHz
Ifaz. memoria 4096 bits 2048 bits 2048 bits
Ancho de banda de memoria 1,024.00 GB/s 486.40 GB/s 409.60 GB/s
Consumo 300 W 295 W 210 W
Ranuras PCIe 2 2 2
Con. PCIe 2x 8 pines 2x 8 pines 2x 8 pines
Potencia de cómputo 13.44 TFLOPS 12.66 TFLOPS 10.54 TFLOPS
PVPR 699 $ 499 $ 399 $

Rendimiento, temperaturas y consumo

El rendimiento de la tarjeta gráfica es más o menos el indicado por AMD, si bien es mejor compararlo con la GTX 1080 Ti al carecer de trazado de rayos y los núcleos tensoriales para inteligencia artificial —el cálculo tensorial es muy importante para la IA—. Se queda ligeramente por arriba de la RTX 2080 o la GTX 1080 Ti, pero en bastantes juegos se queda por debajo de ellas, por lo que, como siempre, dependerá mucho del juego, si bien hay tendencia a beneficiar a las tarjetas gráficas de Nvidia en este sector.

Eso sí, esta arquitectura Vega y los 16 GB de HBM2 son bastante útiles en todo tipo de programas profesionales, que es para lo que estaba diseñada inicialmente el chip Vega 20, aunque nuevamente no siempre sale beneficiada la arquitectura Vega respecto a la Turing.

23648 bytes 23004 bytes 21883 bytes 22917 bytes 21847 bytes 22627 bytes 22540 bytes 22719 bytes 22043 bytes

El consumo de la Radeon VII se sitúa en los 300 W, con un consumo en reposo similar al de la Radeon RX Vega 64, el cual es en torno a los 5-6 W mayor que la RTX 2080. En carga, AnandTech indica que la Radeon VII consume en su equipo 423 W, frente a los 440 W de la Vega 64 y los 386 W de la RTX 2080. Es en torno a un 10 % más, pero con una temperatura de 86 ºC frente a los 76 ºC de la RTX 2080.

En carga, el ruido alcanza los 55 dBA, lo cual es ensordecedor e imposible de jugar sin unos auriculares puestos, y que es el mismo que tenía la Vega 64 en su modelo de referencia tipo turbina. Por tanto, o los fabricantes de tarjetas gráficas sacan modelos personalizados o este modelo de referencia es poco recomendable para los que quieran un equipo que no haga excesivo ruido. Por comparación, y con su sistema de medición, Anandtech indica que el ruido que hace la RTX 2080 es de 44 dBA.

Precio

El apartado positivo de esta tarjeta gráfica es que AMD ofrece con su compra un lote de tres juegos, incluidos dentro del coste de 699 dólares, o 750 euros en España según me indica AMD. Se trata del PVPR o precio de venta al público recomendado, que distará del PVP en función de la cantidad de la oferta y demanda, como es habitual. Los juegos son Resident Evil 2, Devil May Cry 5 y The Division 2, del último de los cuales comienza su beta privada hoy y dura el fin de semana. Pero hay que tener en cuenta que con la RTX 2080 se ofrece con Anthem y Battlefield V, por lo que quedan en tablas en este aspecto.

Vía: AnandTech.