Los monitores de dos paneles 18:9 en uno son cada vez más comunes, aunque sigan siendo un nicho de mercado. Philips ha anunciado uno de los modelos que tenía en preparación, el 499P9H, que tiene un panel de 48.8 pulgadas con una resolución de 5120 × 1440 píxeles, lo que en la práctica se llama DQHD (doble QHD). El panel es de tipo VA curvo con índica de curvatura 1800 R panel VA, de 60 Hz con una buena calidad de color que cubre el 103 % de la escala de color NTSC, 121 % de la sRGB y el 91 % de la Adobe RGB, y tiene una desviación de color (ΔE) inferior a dos.

Cuenta con un brillo máximo de 450 nits, compatible con imágenes de alto rango dinámico, con un contraste estático 3000:1, y dispone de certificado DisplayHDR 400. Implementa Adaptive Sync, el estándar general de VESA de refresco adaptable que usa AMD como base para FreeSync y que ahora mismo también es compatible con G-SYNC en las gráficas Pascal y Turing de Nvidia.

Este monitor tiene un DisplayPort 1.4, dos HDMI 2.0b, y un USB tipo C compatible con datos sobre USB 3.0, vídeo DisplayPort 1.4 y carga de hasta 65 W. Además, aprovecha la conexión de datos para integrar también un conector RJ-45 y da esta conectividad al equipo conectado, como por ejemplo un MacBook Pro. También integra una cámara desplegable compatible con el desbloqueo seguro Windows Hello. El equipo se puede regular en inclinación entre –5º y 10º, altura hasta +130 mm y girar entre –20º y 20º.

Su precio es de 1099 euros.