Los estándares de comunicaciones como Bluetooth llevan décadas de desarrollo, y en los tiempos que corren se exige más de ellos en las nuevas versiones. No tanto en la estabilidad de la señal o su alcance, que en las últimas versiones se ha mejorado sustancialmente, sino en características como la que van a incluir en Bluetooth 5.1. El dedicado al desarrollo de esta tecnología ha anunciado que mejorará sustancialmente los servicios de localización que proporciona.

Hasta ahora Bluetooth se podía usar para detectar si se estaba cerca o lejos de un objeto que, por ejemplo, estuviera emparejado con un teléfono, pero solo de una manera aproximada, al más puro estilo del juego de frío y caliente. Con la versión 5.1 de Bluetooth la geolocalización se mejora sustancialmente, porque se podrá detectar la dirección en la que está el objeto emparejado, y con un error de solo unos centímetros. Se puede esperar que las redes de área personal aumenten con multitud de soluciones adicionales, como las etiquetas Bluetooth para llaveros, carteras, monederos, maletas, etc.

El Grupo de Interés Especial (SIG) de Bluetooth, encargado del desarrollo del estándar, también ha puesto otros ejemplos de uso de esta tecnología. Por ejemplo, para localizar por dónde se mueven los suministros dentro de una fábrica, para obtener direcciones hacia locales en un centro comercial, o encontrar la puerta de embarque en un aeropuerto. Puesto que Bluetooth es un elemento indispensable en móviles u ordenadores, la nueva versión se espera que esté disponible en 400 millones de productos en 2022, los cuales tendrán acceso a estos servicios de localización.

Vía: EnGadget.