Este año va a llega la primera plataforma en usar PCIe 4.0 y, salvo que Intel se adelante, será en el verano con los Ryzen 3000 y los nuevos chipsets que prepara AMD. Esta versión del estándar se terminó en 2017 y duplica la velocidad por canal PCIe de 8 Gb/s (1 GB/s) hasta los 16 Gb/s (2 GB/s), con lo que una conexión PCIe 4.0 ×16 alcanza los 32 GB/s de transferencia. Pero PCI-SIG, el grupo que dedicado a la estandarización de esta conexión, ha anunciado que la versión PCIe 5.0 estará lista este trimestre.

El desarrollo ha ido bastante rápido y eso significa que solo han necesitado dos años para finalizarla en esta ocasión. La novedad en este caso es una nueva duplicación de la velocidad por canal PCIe hasta los 32 Gb/s, o los 64 GB/s por conexión PCIe 5.0 ×16. Actualmente la versión del borrador publicado es el 0.9, como paso previo a la publicación de la versión definitiva.

PCIe 5.0 mantiene la retrocompatibilidad con las versiones anteriores hasta la 1.x, e incluye también mejoras en la integridad de la señal, lo cual es imprescindible a medida que se aumenta la frecuencia de funcionamiento de un sistema para poder reconstruirla. PCIe 5.0 también mantiene la misma codificación 128b/130b a nivel físico de la PCIe 3.0, lo que significa que 128 bits de datos reales (carga útil) se transportan como 130 bits incluyendo dos bits que indican el principio de la carga útil.

Por tanto, en el momento en que este estándar termine su desarrollo todavía no habrán llegado los primeros dispositivos PCIe 4.0 al mercado, y de hecho, según el PCI-SIG, hay diversas compañías con dispositivos que usan PCIe 5.0 en un avanzado estado de desarrollo. Los pocos cambios que hay entre las versiones 4.0 y 5.0 del estándar PCIe puede hacer que ambos terminen conviviendo bastantes años en el mercado.

Vía: TechSpot.