MMD ha presentado un nuevo monitor Philips, el 241B7QGJEB, que está orientado a un sector que quiere un monitor de unas 24 pulgadas con buena calidad de color y que no le falten conectores. Este monitor tiene un panel de 23.8 pulgadas de tipo IPS, el cual cubre el 102 % de la escala de color sRGB y un 87 % de la NTSC, y tiene las habituales características de reducción de luz azul y tecnología antiparpadeo.

Cuenta con un brillo máximo de 250 nits, contraste estático 1000:1, un refresco de 60 Hz y 5 ms de tiempo de respuesta. La resolución es de 1920 × 1080 píxeles. El diseño del monitor está orientado a una estética simple, con pocos marcos de pantalla y un buen pie que permite regularlo en altura +150 mm, pivotación 90º, inclinación entre los –5º a 20º, y giro entre los –175º a 175º.

En la parte inferior incluye altavoces estéreo de 2 W, y también cuenta con un HDMI 1.4, un DisplayPort 1.2, DVI-D, VGA y un concentrador de cuatro puertos USB 3.0. MMD destaca otras características del monitor, como que está hecho con un 85 % de plásticos reciclados, un interruptor para cortar totalmente el suministro eléctrico al monitor y eliminar el consumo residual que tienen, o un sensor de luz ambiental para ajustar automáticamente el brillo del panel a las condiciones lumínicas de la estancia.

Su precio es de 229 euros y se pone a la venta este mes.