MSI ha anunciado en el CES 2019 sus modelos personalizados de GeForce RTX 2060, y en esta ocasión solo son tres modelos en total, con dos variantes adicionales de algunos de ellos que llegan con la GPU ligeramente subida de fábrica —versiones marcadas como «OC»—. No hay gran variedad, pero creo que cubre perfectamente las necesidades o gustos de la mayoría de jugones.

La GeForce RTX 2060 Gaming Z 6G tiene un tamaño de 247 mm × 129 mm × 52 mm e incluye un sistema de iluminación RGB personalizable, así como una refrigeración centrada en dos ventiladores TORX 3.0 y un grueso disipador de aluminio. El turbo de su GPU alcanza los 1830 MHz, lo que lleva a que su consumo se sitúe en los 190 W. Tiene una placa trasera de refuerzo, y dispone de tres DisplayPort 1.4 y un HDMI 2.0b.

La GeForce RTX 2060 Ventus 6G llega en versiones con la GPU subida de fábrica a los 1710 MHz y con la velocidad de referencia de 1680 MHz, con un sistema de refrigeración de doble ventilador TORX 2.0 y un diseño más normal. Tiene los mismos tres DisplayPort 1.4 y un HDMI 2.0b, en un tamaño de 226 mm × 128 mm × 41 mm.

Por último, la GeForce RTX 2060 Aero ITX también llega en versiones con la GPU subida de fábrica a los 1710 MHz y con la velocidad de referencia de 1680 MHz, con un sistema de refrigeración de un único ventilador, lo que le da un tamaño de solo 175 mm × 126 mm × 43 mm. Tiene tres DisplayPort y un HDMI, y también incluye una placa trasera de refuerzo.