Razer está dispuesta a dejar huella en todos los sectores del mundo del PC, y eso significa presentar también su primer monitor, llamado Raptor. El anuncio ha tenido lugar en el CES de Las Vegas, y se trata de un modelo con un panel IPS de 27 pulgadas con resolución de 2560 × 1440 píxeles, con refresco de 144 Hz y un tiempo de respuesta de 7 ms, 4 ms con sobrerrespuesta (overdrive), que puede reducirse hasta 1 ms con la corrección de desenfoque de movimiento.

El panel tiene una buena calidad de color, cubriendo el 95 % de la gama DCI-P3, con un brillo máximo de 420 nits, con lo que Razer habla de «HDR400» para su monitor. Entenderá la información adicional de HDR10, pero no será especialmente bueno para representar las imágenes de alto rango dinámico, sobre todo también teniendo un contraste estático 1000:1.

El pie del monitor es algo un poco más razeriano, porque en parte se ajusta a la estética de sus productos, y en otra parte añade funcionalidad extra. Eso también significa que tiene iluminación RGB de sistema Chroma. El monitor se puede ajustar en altura hasta 100 mm, e inclinarlo hasta 90º para dejar acceso a la zona de conectores. Los cables tienen sus propios surcos en el pie para que quede todo perfectamente ordenado.

Dispone de un HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4, un USB tipo compatible con DP1.4, datos y carga de dispositivos de poco consumo —no especifican cuantos vatios—, y tiene un concentrador de dos puertos USB 3.0. El panel implementa el refresco adaptable FreeSync de AMD, pero será interesante saber si en un futuro será compatible con G-SYNC después de lo anunciado por Nvidia.

Su precio es de 699 dólares, y estará disponible más avanzado el año.