Dell ha renovado uno de sus portátiles más recientes, el m15, para adaptarlo a los tiempos que corren. El equipo es el más delgado que tiene la compañía, con solo 2.11 mm de grosor y 2.15 kg de peso, al que ahora mejora aún más al incluirle como opciones hasta un Core i9-8950HK así como las últimas tarjetas gráficas de portátiles de Nvidia como son la GeForce RTX 2060, GeForce RTX 2070 Max-Q y GeForce RTX 2080 Max-Q.

También se va a ofertar con una GTX 1050 Ti, y con procesadores Core i5-8300H y Core i7-8750H, así como con 8 GB, 16 GB o 32 GB de memoria DDR4-2667. Hay también múltiples opciones de almacenamiento, lo que incluye desde 128 GB de SSD PCIe hasta 1 TB, y opción de un segundo SSD o un disco duro híbrido de 1 TB. Hay cuatro pantallas disponibles: IPS FHD de 60 Hz y 72 % NTSC, una TN de 144 Hz, una IPS 4K de 400 nits y 100 % sRGB, y una IPS 4K de 500 nits y color mejorado por encima de ese 100 % sRGB —presupongo que será para Adobe RGB, que es habitual en portátiles—.

En cuanto a la conectividad y conexiones, dispone de wifi 2×2 802.11ac, Bluetooth 4.2 con opción a 5.0, tres USB 3.0, un Thunderbolt 3, un HDMI 2.0, y un mini-DisplayPort 1.3. La batería es de 60 Wh con opción de 90 Wh, y llega con Windows 10 o Windows 10 Pro preinstalado.

Estará disponible a partir del 29 de enero por un precio que parte de los 1580 dólares.

Vía: AnandTech.