La rama de equipos para juegos de Dell, Alienware, ha anunciado un añadido a su alineación de portátiles en forma del m15. Se trata de un equipo del que la compañía se siente muy orgullosa, ya que es el equipo de alto rendimiento más delgado y ligero que tiene, si bien tampoco es que sea especialmente delgado o ligero. Tiene 21.1 mm de grosor y pesa unos 2.15 kg, pero teniendo en cuenta la potencia que tiene se puede más que justificar.

El equipo incluye procesadores de 8.ª generación Core de Intel, y se puede combinar con versiones de tarjetas gráficas GTX 1060 OC o una GTX 1070 Max-Q. A pesar de ese menor tamaño respecto a otros portátiles de la compañía, incluye una batería de 90 Wh que le dan una autonomía de hasta 17 horas. Dispone de un teclado retroiluminado en seis zonas de configuración independiente, a diferencia de la iluminación por tecla de otros portátiles Alienware.

La pantalla puede tener una resolución FHD o 4K, y dispone de un Ethernet, tres USB 3.0, un Thunderbolt 3, un HDMI y un mini-DisplayPort, así como el conector dedicado propietario de Alienware para tarjeta gráfica externa —que nunca ha tenido éxito, y menos aún teniendo este también un Thunderbolt 3 que funciona mejor en este terreno—. El diseño interno del portátil hace una mejor gestión del calor y está más preparado para funcionar con la tarjeta gráfica al 100 % del consumo, y no habrá limitación térmica en ningún momento.

Se pone a la venta el 25 de octubre desde 1299 dólares. Habrá una versión que parte de los 1099 dólares con una GTX 1050 Ti disponible a partir de algún momento de noviembre.

Vía: Ars Technica.