Lenovo ha presenta en la India un nuevo móvil de gama baja con unas características que en principio son interesantes. El K9 es un teléfono con un diseño ya más que típico e iphonero, que incluye una amplia pantalla de 5.7 pulgadas (14.5 cm) en su tamaño de 153.8 mm × 72.9 mm × 7.95 mm. Es de tipo IPS, con una relación de aspecto 18:9 y una resolución de 1440 × 720 píxeles, lo que arroja una densidad de 283 PPP.

El procesador elegido es un Helio P22, procesador de ocho núcleos Cortex-A53 a 2 GHz, con una unidad gráfica PowerVR GE8320 a 650 MHz. Incluye 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento, y lector de tarjetas micro-SD de hasta 256, así como una doble ranura para SIM. Tiene Bluetooth 4.2, wifi 802.11 b/g/n, y radio FM, y usa diversas bandas de comunicación incluidas de 4G LTE. La batería de 3000 mAh se recarga por un conector USB tipo C con un cargador de 10 W.

En la parte trasera hay un lector de huellas dactilares, un poco por debajo de la doble cámara trasera. Los sensores son de 13 Mpx y 5 Mpx, con apertura ƒ/2.2 y ƒ/2.4 respectivamente, y graba vídeo a 1080p y 60 FPS. La cámara frontal también tiene un doble sensor de 13 Mpx y 5 Mpx, con apertura ƒ/2.2 en ambas.

Su precio es de 8999 rupias, o unos 106 euros al cambio directo sin impuestos.