Samsung ha renovado su tableta Galaxy Book con el modelo Galaxy Book2, dejando atrás el procesador Intel y la pantalla de 10 pulgadas por un procesador Snapdragon 850 y una pantalla más amplia de 12 pulgadas. Esta pantalla es de tipo Super AMOLED, con una resolución de 1440 × 2160 píxeles, al lado de la cual hay instalados altavoces desarrollados por AKG compatible con sonido envolvente Atmos de Dolby.

La tableta tiene un tamaño de 287.5 mm × 200.4 mm × 7.6 mm (an. × al. × gr.) y un peso de 835 gramos. Está hecha de aluminio, y cuenta además con una funda-teclado con un panel táctil integrado. De la parte trasera se puede desplegar un soporte a lo Surface Book, y también se vende con un lápiz S PEN que no requiere recarga.

8bb9b0f897cdfc1f6f2b2d805d890413-1024x768.jpeg

El procesador indicado, Snapdragon 850, es una versión algo subida del 835, contando con ocho núcleos Kryo 280 divididos en dos clústeres de cuatro núcleos a 2.96 y 1.9 GHz, frente a los 2.45 GHz del 835, y una unidad gráfica Adreno 540. La fluidez del procesador es dispar, siendo buena en las aplicaciones nativas para arquitectura ARM, y no tan buena para las emuladas desde ejecutables x86. Tiene 4 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, con lector de tarjetas micro-SD.

El procesador proporciona acceso a un módem Snapdragon X20 de LTE Cat. 18 para velocidades de descarga de hasta 1 Gb en redes compatibles a través de una nano-SIM. La tableta cuenta con wifi 802.11ac, Bluetooth 5.0 y dispone de un lector de huellas dactilares. También tiene cámaras de 8 Mpx trasera y 5 Mpx frontal, si bien Samsung no se ha detenido demasiado en ellas, por lo que en principio habrá que considerarlas funcionales y poco más. Dispone de dos puertos USB 3.0 tipo C para recarga y datos. Sobre la batería, solo ha indicado que tiene para «más de veinte horas de uso».

El precio del Galaxy Book2 empieza en los 999 dólares, y en el precio se incluye la funda-teclado y el lápiz. Empezará a llegar a las tiendas el 2 de noviembre a EE. UU., empezando por las operadoras AT&T, Sprint y Verizon.