Dell ha presentado un monitor con pantalla de 31.5 pulgadas orientado a profesionales, el UltraSharp U3219Q. Tiene un brillo máximo de 400 nits, contraste estático 1300:1, tiempo de respuesta de 5 a 8 ms según el modo, y un refresco de 60 Hz. Cuenta con color profesional de 10 bits, cubriendo el 95 % de la gama DCI-P3, el 99 % de la sRGB y el 99 % de la Rec. 709.

También dispone de imágenes de alto rango dinámico (HDR) con certificado DisplayHDR 400, lo que indica que esos 400 nits del panel son los máximos que va a alcanzar cuando se reproduzca contenido HDR. Tampoco tiene atenuación local, por lo que es uno de esos HDR de pega que tanto están de moda. La pantalla llega calibrada con una ΔE < 2 para poder usarse al desembalarla en un entorno profesional sin tener que calibrarla por separado.

Dispone de un HDMI 2.0, un DisplayPort 1.4 y un USB tipo C compatible con DisplayPort 1.4, carga de 90 W —suficiente para los portátiles tipo MacBook Pro 15— y datos USB, ya que el monitor también cuenta con un concentrador de dos puertos USB 3.0. En cuanto a la ergonomía, se puede ajustar su inclinación –5º a 21º, altura +150 mm, giro –30º a 30º, y pivotación –90º a 90º. También es compatible con un soporte VESA de 100 × 100 mm.

Su precio se sitúa en los 900 dólares.