Razer ha estado trabajando en dar una solución a la conectividad inalámbrica en ratones, ya que hasta hace bien poco ninguna compañía ofrecía una conexión totalmente estable. Es lo que llevó una época a que muchos consumidores buscaran ratones inalámbricos, y posteriormente los abandonaran debido a desafortunadas desconexiones mientras jugaban. Algo que me ha ocurrido multitud de veces con ratones que he probado y que son caros, incluso de la propia Razer.

El Mamba Wireless es uno de los ratones que implementa un nuevo sistema de conexión inalámbrica de Razer, usado en el Lancehead y con el que comparte muchas características pero tiene alguna que otra diferencia.

Características

El Mamba Wireless tiene un diseño para diestros, en el habitual plástico de color negro que usa la compañía en sus ratones. Tiene un tacto muy agradable, mejorado por dos zonas de goma lateral para mejorar el agarre. La forma es más favorable a aquellos que gusten de usar los ratones posando toda la mano, frente al Lancehead que es más para los que los usan con agarre tipo garra o con las yemas.

Tiene un tamaño de 125.7 mm × 70 mm × 43.2 mm y un peso de 106 gramos, por lo que es suficientemente grande y ligero para cualquier tipo de mano. En la parte inferior hay una tapa que oculta el adaptador inalámbrico en la banda de los 2.4 GHz, y que le dota al ratón de una conectividad altamente estable. De hecho, en un par de semanas que he estado probándolo no he tenido problemas de conectividad, sin cortes ni tirones de ningún tipo.

Mamba Wireless de Razer
Dimensiones125.7 mm × 70 mm × 43.2 mm
Peso106 gramos
ConexiónInalámbrico con adaptador 2.4 GHz, cable de 1.8 m
Sensoróptico de 5.ª generación Razer
Sensibilidad16 000 PPP
Pulgadas por segundo450 PPS
Aceleración50 G
Botonesdos principales, rueda sin clic laterales, dos botones extra debajo de la rueda, dos botones en el lateral izquierdo
Extrasiluminación RGB personalizable en dos zonas, adaptador USB inalámbrico
Manopara diestros
PVPR/PVP99.99 euros, unos 99 euros en tienda a fecha del análisis

Puesto que es un ratón inalámbrico, incluye una batería interna que se recarga conectándole un cable de 1.8 metros de longitud. El cable está recubierto de tela trenzada, con un lado siendo un USB tipo A y el otro un micro-USB de forma específica, por lo que no encajará fácilmente cualquier cable USB a micro-USB. El cable se puede usar como extensor del adaptador USB, ya que Razer proporciona un adaptador micro-USB a USB tipo A de pequeño tamaño para ponerlo lo más cerca posible del ratón y evitar cualquier tipo de mala ubicación del adaptador en la torre de PC —por ejemplo, los que la tengan algo alejada, o muy encajonada—.

554275 bytes 502961 bytes 395508 bytes 453443 bytes 379061 bytes 391886 bytes 314023 bytes 428179 bytes 380536 bytes 371226 bytes 391093 bytes 321718 bytes 325054 bytes 404544 bytes 315654 bytes 429988 bytes 431713 bytes 305648 bytes 449477 bytes 453643 bytes

El sensor usado es uno de Razer de quinta generación, con una sensibilidad de 16 000 PPP, una velocidad de 450 PPS y una aceleración de 50 G. Es un sensor que se sitúa en la cima de los mejores del mercado, y es altamente configurable a través del programa Synapse 3.0.

mamba_wireless__2018__concept_setup_shoot_chroma__2_.jpg

En la parte inferior también hay un botón para rotar entre los cuatro perfiles de uso que se pueden guardar en el ratón para usarlo en cualquier PC sin que tenga instalado Synapse 3.0, y una palanca para activar o apagar su funcionamiento inalámbrico. Las almohadillas inferiores son de baja fricción, y habilitan que el ratón tenga un movimiento muy fluido sobre casi cualquier superficie.

Los botones se limitan al clic de la rueda central, dos adicionales debajo de ella para por defecto modificar la sensibilidad, y dos en el lateral izquierdo. Por el precio del ratón se podría esperar al menos que tuviera la rueda clics laterales, o un poco más de iluminación RGB, ya que solo se centra en el reposapalma y en la propia ruedecilla. Pero al fin y al cabo, los 99.99 euros de precio que tiene es el PVPR, con el PVP que variará a medida que lleve más tiempo en el mercado. Pero en general, son buenas características las que tiene el Mamba Wireless.

Software de configuración

_01.jpg

La configuración el Mamba Wireless se hace a través de Synapse 3.0, que es la herramienta estándar de configuración de periféricos de la compañía. Cada botón del ratón se puede configurar independientemente, ya sea asignando macros, acciones de botones o teclas específicas como teclas multimedia, entre otros. Se pueden crear varios perfiles de teclas y cambiar entre ellas pulsando una tecla, además de guardarlos directamente en el ratón y cambiar entre ellos a través de un botón en su parte de abajo. El perfil activo se indica por un color diferente de un led que hay al lado del botón.

Algunas opciones de configuración avanzadas no se puede guardar en esos perfiles porque dependen de tener el programa Synapse 3.0 instalado, pero se advertirá al guardarlos. Adicionalmente se puede configurar una tecla denominada como Hypershift, que permite un nivel adicional de configuración de cada uno de los botones del ratón para acciones adicionales. Esto dota a los ratones de Razer de una gran flexibilidad de añadir atajos adicionales. Por ejemplo, configurar los dos botones laterales para avanzar y retroceder, y con el Hypershift hacer que también sirvan para subir y bajar el volumen.

Hay una sección específica para la configuración de iluminación del ratón, el sistema Chroma, que en este caso es completo. Las zonas de iluminación de los laterales incluyen siete ledes para efectos de iluminación de degradados, más la zona de la rueda y el reposapalma. Se puede regular la forma de la iluminación, el brillo y la velocidad, entre otros, para dejarlo totalmente al gusto de cada uno.

150705 bytes 113495 bytes 111687 bytes 111687 bytes 111687 bytes 124682 bytes 109062 bytes

Un ratón inalámbrico muy mejorado

0_img_3224.jpg

Razer ha hecho los deberes en el terreno de los ratones inalámbricos, y este sistema de conectividad inalámbrica es terriblemente estable. Es algo que no dejo de recalcar porque en un antiguo Naga inalámbrico que usaba, tuve que dejar de usarlo inalámbricamente porque de vez en cuando se cortaba la conexión. Era muy de vez en cuando, pero ocurría en el peor momento posible. Con este nuevo sistema, que además me encanta el adaptador para usar el cable como extensor USB, no hay problema a la hora de jugar, porque no se corta la conexión.

En cuanto al precio, el Mamba Wireless tiene un PVPR de 99 euros, si bien bajará en próximas semanas y meses. Por poner un ejemplo, el Lancehead con el que compite de la propia Razer tenía un precio de 150 euros al ponerse a la venta, y actualmente incluso se puede ver por unos 110 euros. Por tanto, y como siempre me gusta recalcar, una cosa es el PVPR que pone el fabricante y otra el PVP en tienda, si bien este modelo podría ser más interesante sobre los 80 euros viendo el precio del Lancehead, que añade iluminación RGB avanzada y está más orientado a otro tipos de agarres más comunes entre ciertos jugones. En mi caso, con un agarre con la palma, prefiero el Mamba Wireless.

El programa de configuración Synapse 3.0 sigue siendo la gran baza de Razer en el terreno de los periféricos, si bien tiene que darle un repaso a la configuración de la iluminación Chroma. La herramienta es potente en ese apartado, pero no es intuitiva y requiere cierto tiempo de ensayo y error. Pero el programa en sí permite adaptar y sacar el máximo partido al ratón y su sensor.

Por tanto, el Mamba Wireless es ideal para los que busquen un ratón inalámbrico estable, con grandes características en el apartado del sensor, y con cierta iluminación RGB. No es que sean muy buscados ahora mismo por los jugones, pero si Razer sigue este camino podría ponerlos de nuevo de moda.

Puntuación

9.1

sobre 10

Lo mejor

  • Conexión inalámbrica totalmente estable.
  • Gran capacidad de personalización.
  • Gran sensor, preciso y movimiento fluido.
  • La inclusión de un prolongador para el receptor inalámbrico.

Lo peor

  • Tienen que hacer más intuitivo la configuración de Chroma.
  • Iluminación RGB justita para su precio.