Turtle Beach pone a la venta los auriculares Stealth 300 que están orientados a aquellos que quieran un sonido mejorado en juegos dentro de la gama media de auriculares. Para ello, dispone de unos transductores de neodimio de 50 mm, con la particularidad de que el sonido está amplificado, recibiendo energía a través de una batería recargable por micro-USB de 900 mAh para hasta 40 horas de autonomía.

Los auriculares están unidos por una diadema con una amplia y cómoda almohadilla, con los auriculares recubiertos de espuma con memoria y forrados con tela. El micrófono es desplegable, que quedará silenciado automáticamente al plegarlo. Tienen respuesta en frecuencia entre los 20 y 20 000 Hz, con un sonido preconfigurado para mejorar los graves. Se conectan a través de un conector de 3.5 mm.

Su precio es de 79.95 euros, estando disponibles en versiones para la PlayStation 4 así como para Xbox One. Son también compatibles con la Switch, ordenadores y dispositivos móviles.