Si hace unos años las compañías de componentes y equipos PC veían su introducción en el sector gaming como su salida de la crisis que vivían, ahora lo ven como una fuente de pingües beneficios. Así que ASUS ha pensado que en cuantos más sectores de productos para jugones se meta, pues mejor apra sus cuentas. Por eso ha anunciado en la Computex 2018 su primera fuente de alimentación ROG Thor.

ASUS promete el uso de los componentes de la máxima calidad para ella, y eso implica que dispone de un certificado 80 PLUS Platinum. La fuente está diseñada en color negro, y en el lateral izquierdo incluye un panel OLED que indica el consumo actual que está haciendo la fuente. Tiene un vataje máximo de 1200 W, aunque más avanzado el año —quizás en el T3— pondrán a la venta un modelo de 850 W para los equipos más modestos. Esta fuente tiene 10 años de garantía.

Cuenta con un único canal de 12 V, pero suficientemente potente para alimentar cuatro tarjetas gráficas. La compañía también ha incluido un sistema de refrigeración avanzado, con un ventilador de 135 mm semipasivo que se desactivará cuando no sea necesario. La placa de circuito impreso (la PCB) dispone de una serie de optimizaciones para mantener la temperatura de los componentes lo más baja posible. Los cables de alimentación de esta fuente totalmente modular están recubiertos de tela trenzada con separadores para que queden mejor organizados los cables.

Obviamente dispone de iluminación RGB.

66764 bytes 91706 bytes 158482 bytes 116728 bytes 120782 bytes 142324 bytes