En un momento en el que los compradores buscan más equipos de pequeño tamaño, Corsair ha presentado una torre de PC a la que ha englobado en la categoría de supertorre. La Corsair 1000D tiene un tamaño de 697 mm × 307 mm × 693 mm (al. × an. × pr.) y pesa 29.7 kg, por lo que en parte no le falta razón. Mantiene un aspecto estilizado, con paneles de cristal en el frontal, laterales y parte superior, con una estructura de acero con paneles de aluminio en la parte superior.

El interior está ampliamente adaptado para refrigeración líquida, con la posibilidad de colocar múltiples reservas de agua y bombas. En el frontal se pueden colocar hasta ocho ventiladores de 120 mm, cuatro de 140 mm en la parte superior, y dos de 120/140 mm en la parte trasera. Corsair vende paneles adicionales de montaje para crear estructuras más complejas, como una segunda línea ventiladores frontales o superior, aunque los ventiladores frontales y superior se instalan en su propia bandeja que se puede sacar fácilmente al ir en rieles. Además, la tarjeta gráfica se puede colocar en un soporte girable para dejarla en horizontal o vertical.

La caja integra un concetrador de conectores RGB para facilitar la sincronización de iluminación en todos los ventiladores. El lateral derecho dispone de una especie de puertas para ocultar el cableado y hacer que el cristal de ese lado no muestre unos feos cables mal colocados. En esas puertas se pueden situar hasta seis unidades de 2.5 pulgadas, y en una caja a parte cerca de la fuente hasta cinco unidades de 3.5 pulgadas. Todas en sus propias bandejas, también incluidas.

En el interior hay cabida para placas base de hasta tamaño E-ATX, así como una secundaria en formato mini-ITX, por lo que se pueden tener dos equipos en una sola caja. El panel de conexiones frontal cuenta con cuatro USB 3.0, dos USB 3.1 tipo C, dos de audio de 3.5 mm, y botones de arranque y reinicio; también hay un botón de arranque trasero para la placa base mini-ITX que se instale. La fuente de alimentación puede tener hasta 220 mm de longitud, el disipador de la CPU hasta 180 mm de altura y las tarjetas gráficas hasta 400 mm.

Su precio es de 399 dólares o 499 euros.

Vía: Guru3D.