Tesla Motors es una máquina de generar dinero, pero también de perderlo. Durante el primer trimestre de 2018 alcanzó la cifra récord de 2600 millones de dólares de ingresos, mientras que las pérdidas fueron de 785 M$. La compañía está quemando sus reservas de efectivo que tiene en los bancos a alta velocidad, donde solo le quedan 2700 M$, aunque la situación estaría a punto de cambiar. La compañía espera entre en positivo en los trimestres tres y cuatro del año, por lo que augura todavía pérdidas en el T2.

Elon Musk ha indicado que Tesla tampoco ha alcanzado el objetivo de producción de 2500 unidades del Model 3 por semana, aunque ha mejorado notablemente la producción a lo largo del trimestre. En la última semana se acercó a entregar unas 2000 unidades, y Musk sigue prometiendo que en unos dos meses podrán entregar 5000 unidades semanales del Model 3.

Musk ha detallado diversas mejores que han hecho a las líneas de producción del coche, que la habían automatizado más de la cuenta. Han visto que en ciertas funciones los robots no son tan habilidosos como los humanos, y por tanto han desautomitizado algunas partes de la cadena de montaje. Aunque, eso sí, cuando mejore la habilidad de los robots en esos procesos volverán a automatizarlos. Ahora mismo la compañía produce 3000 baterías semanales para los Model 3, produciéndolas en 70 minutos en vez de en 7 horas, por lo que han dejado de ser el limitador de la producción. Eso es ahora el ensamblaje general de los vehículos.

En cuanto a los esfuerzos de instalación de paneles solares, la compañía ha instalado 373 MWh de baterías, lo que incluye el proyecto de 129 MWh de la Australia meridional, ya que el cómputo comercial del proyecto se traspasó al T1 de este año. También ha indicado que han desplegado una cantidad récord de sistemas Powerwall a hogares estadounidenses, y que siguen aumentando las reservas. En cuanto a los paneles solares, han desplegado una capacidad de generación de energía solar de 76 MW, lo que mantiene viva la apuesta por la energía renovable de la compañía.

Vía: The Verge.