Bang & Olufsen se caracteriza por crear altavoces con un diseño de corte clásico —suele arriesgar poco— y orientados al sector de gama alta, con una buena calidad de sonido. Con el nuevo Beoplay P6 ofrece exactamente eso, en un tamaño intermedio respecto a los de su actual catálogo, con 130 mm × 170 mm × 68 mm y un peso de 1 kg. Está fabricado con un cuerpo de aluminio, rejilla de grandes agujeros como las radios clásicas, y la correa en cuero, combinando ambos en negro, o con el cuerpo en blanco y correa en marrón claro. Su diseño está creado a prueba de agua y polvo con certificado IP54.

En la parte superior dispone de botones de volumen, encendido, emparejamiento por Bluetooth 4.2 y uno multifunción configurable. La batería de este altavoz es de 2600 mAh, con un tiempo estimado de uso a un volumen normal de 16 horas, y un tiempo de recarga aproximado de tres horas. Dispone de un conector USB tipo C, incluyéndose con el altavoz cables USB tipo a USB tipo C así como USB tipo A a USB tipo C, ambos de 1.25 m.

Integra un micrófono para utilizar de manos libres, dispone de un efecto de sonido envolvente denominado True360 desarrollado por la propia compañía, y se pueden sincronizar dos de estos altavoces para crear un sonido estéreo. No da más detalles técnicos sobre el sonido ni sobre la composición de sus altavoces.

El precio del Beoplay P6 es de 399 euros/dólares y se pone a la venta el 23 de abril.

Vía: The Verge.